Pamplona. 
 Atentado contra dos policías     
 
 Arriba.    20/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

PAMPLONA

ATENTADO CONTRA DOS POLICÍAS

Dos individuos dispararon contra los agentes de servicio en la estación de ferrocarril, sin

alcanzarles

PAMPLONA. (Europa Press.)—

A las 11.15 de la noche del jueves dos individuos efectuaron tres disparos de escopeta de

caza, con cañones recortados, contra los dos policías armados de servicio de la estación de

ferrocarril de Pamplona, quienes resultaron ilesos —han informado fuentes policiales— por

haberse tirado al suelo al oír la rotura de los cristales hecha por los terroristas para Introducir

los cañones en la sala de espera. Desde el suelo, los dos policías dispararon contra los

agresores, sin alcanzarles.

Tras dejar dos artefactos explosivos que no se activaron en el lugar de los hechos, los dos

agresores, según han informado a Europa Press fuentes oficiales, salieron corriendo y

desaparecieron en un «R-12», color blanco, tipo taxi, de Pamplona. A las dos y cuarto de la

madrugada, el vehículo todavía no había aparecido, y la Policía procedía a la identificación de

los cinco coches del mismo tipo, matriculados en Pamplona.

Las fuentes policiales consultadas por Europa Press añadieron que no se dispone de ninguna

descripción de los dos terroristas, dado que a la indicada hora no había público en la estación,

y a la misma se puede acceder por una de las orillas sin atravesar el vestíbulo, lo que fue

aprovechado por los dos individuos.

La opinión recogida en fuentes policiales es que la lógica lleva a pensar que los terroristas

pueden pertenecer a ETA, aunque no se dispone de pruebas que lo demuestren.

En el lugar del suceso, la Policía encontró dos cartuchos de postas. Con éste y otros datos se

cree tener los suficientes elementos de juicio para afirmar que una de las dos escopetas

utilizadas por los terroristas debe ser de expulsión automática. El cartucho correspondiente al

tercer disparo, que se supone efectuado por la otra escopeta, no ha aparecido.

Los dos artefactos explosivos fueron recogidos con sumo cuidado por un equipo policial de

desactivadores, quienes los hicieron explosionar en una orilla de la estación, lejos de los

trenes. Ambos artefactos disponían de una envoltura metálica en forma de metralla.

 

< Volver