Vallecas: En los altercados de ayer. 
 Un cerrajero de 30 años herido grave en su casa     
 
 Diario 16.    02/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Vallecas: En los altercados de ayer

Un cerrajero de 30 años herido grave en su casa

Diversas personas resultaron heridas de consideración durante los altercados que se produjeron el

domingo por la mañana en la barriada de Vallecas. Uno de los lesionados, que se encuentra en estado

muy grave, Diego Jiménez Arias, fue internado en la clínica Francisco Franco después de haber recibido

asistencia en una Casa de Socorro.

Diego Jiménez, treinta años, cerrajero de profesión, casado, dos hijos de corta edad, es vecino de la calle

Cecilio Perucha, 9, primer piso, de la barriada de Vallecas, y resultó herido en el interior de su domicilio,

situado a la altura de la estación de Metro Nueva Numancia.

Observaba desde la ventana

A las once de la noche de ayer se encontraba en la Unidad de Vigilancia Intensiva —segunda planta de la

ciudad sanitaria Francisco Franco— y su estado era calificado por los facultativos de guardia como de

suma gravedad, según versión de sus allegados. A] parecer, fue alcanzado por un bote de humo, aunque

no se ha podido confirmar este extremo. Sus familiares afirman que el proyectil dejó una marca en el

techo del comedor de la vivienda, desde donde el cerrajero presenciaba los hechos que se desnrrollaban

en la calle.

Hijo de mutilado

Diego Jiménez es natural de Valdefuente (cáceres) e hijo de mutilado de guerra, en zona nacional, con

grado cíe sargento.

La versión facilitada a Dl6 por sus familiares fue corroborada por algunos miembros de! vecindario de la

zona donde se produjo el suceso :

—•El no tiene filiación política alguna. Observaba desde la ventana del comedor lo que sucedía cuando

recibió el disparo. La ventana estaba cerrada y los cristales saltaron, le alcanzaron en la cabeza. Ha

perdido el ojo derecho. Los médicos han dicho que está muy mal. No tenía nada que ver con los

manifestantes. Se estaba comiendo un churro a! lado d3 la ventana, que ni tan siquiera abrió.

Negativa de auxilio

La esposa del lesionado fue quien asistió a éste en los primeros momentos.

— Nadie la ayudó. Ella no se había enterado de nada. Acababa de bañar a los niños y les estaba

arreglando. Como tenía puesto el secador 110 escuchó el ´impacto. Al salir al pasillo notó una corriente de

frío y fue hacia el comedor. Allí encontró a su marido tendido en el suelo ;• empapado en sangre. Pidió

auxilio, pero los vecinos estaban asustados y no quisieron abrirle la puerta. En la calle, los policía.-;

tampoco le socorrieron.

Un abogado fue quien introdujo en su coche al herido y lo trasladó u un centro asistencia! cercano.

— La mujer de Diego nos ha contado que pasó un buen rato hasta que recibió ayuda.

Ella acompañó a su marido y todavía está junto a él. Los niños se han tenido que quedar al cuidado de

un tío suyo y d« una vecina, respectivamente. Uno de los vecinos de la casa nos ha comentado que se

escuchó la. orden de disparar contra las - ventanas, Algúíen tiene que responder por esto.

Otro lesionado, presunta militante de OIC (Organización de Izquierda Comunista), identificado como

Luis Corozco, veintitrés años, se hallaba, internado anoche en el servicio de urgencia, de la Clínica

Francisco Franco, con lesiones en la región occipital, según informaron a D-16 algunos jóvenes

socialistas que participaron en las manifestaciones de Vallecas. Las mismas fuentes aseguraron que otras

ocho personas habían sido ingresadas en el mimo centro médico a lo largo del día de ayer.

Los perros

— Las peores momentos —manifestaron miembros de la UGT—• los vivimos cuando las fuerzas de

orden público lanzaron perros amaestrados contra nosotros. Cundió el pánico y causaron graves

daños. El hecho se produjo en el Cerro.

 

< Volver