Los incidios provocados en Palma del Río. 
 Pueden ser maniobra de terror de la extrema derecha     
 
 Diario 16.    02/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los incendios provocados en Palma del Río, pueden ser maniobra de terror de la extrema derecha.

SEVILLA, 2. Corresponsal D16).—"Esto está que arde", comentan los aterrorizados vecinos de Palma del

Rio tras existir pruebas Indicadoras —vehículos huyendo— de la Intencionalidad de loa diez incendios

producidos en menos de un mes.

Todo empezó el Lunes Santo, día 4, con el incendio, saqueo y profanación del templo de San Francisco. Le

siguió el Incendio de un invernadero, un coche, un alminar, un negocio —con la muerte por asfixia de la

dueña—, un cobertizo en un cortijo y algunos otros Intentos frustrados. La i m a ginación del pueblo,

aterrorizado. Inventa cada día nuevos sucesos —cargas de dinamita en las presas, incendios con disparos

a los asaltantes, etcétera—. Lo cierto es que en el pueblo se palpa el miedo y son numerosos los padres de

familia que pasan la noche en vela por defender a los suyos.

Oficialmente y aunque hay destacados servicios especiales de la Policía y la Guardia Civil, nada se sabe. El

alcalde, Miguel Delgado, sólo afirmaba a D16: "Es todo muy extraño. No existen pruebas sobre el origen e

intencionalidad de los incendios. Desde mi puesto, no puedo establecer hipótesis, pero las personas

afectadas no son significadas ni económica ni políticamente."

La hipótesis política "La Voz Obrera", órgano provincial de CC OO, se queja de que en principio se acusara

a "los revolucionarios y a los comunistas", después a "incontrolados y gamberros" y, ahora, se hable de

un "loco, p i r ó m a n o".

La gente del pueblo, en especial los más Jóvenes, creen que todo es una causa política. Y lo corroboran

con las pintadas, firmadas por SEV —siglas desconoc i das—, que anuncian " 1977 x S u á r e z — 1936". O

las que piden la horca para los comunistas locales, con firmas también desconocidas como UJPP y PMD,

Si lo que se pretende, según esta hipótesis, es crear un clima de terror, está perfectamente conseguido. La

gente recela, cuchichea y t r a nsmite rumores sobre nuevos incendios. No habla hasta la, tercera copa y

aun así se muestra desconfiada y reservándose parte de una insospechada verdad. Los comunistas

sustentan la teoría de la extrema derecha, tal vez venida de Ecija, con más fuerza que en Palma.

Así lo manifiesta José Cuevas, del comité provincial, que añade: "El PCE quería establecer una vigilancia

por las noches, pero no nos han dejado, mientras los comerciantes si pueden patrullar en sus coches y con

armas."

Francisco Pérez, del comité central de UJCE, piensa que "Palma del Río es cabeza del movimiento obrero de

la zona, por eso se trata de crear el terror de la mayoría, que no es política, de cara a las elecciones". Las

fuerzas de izquierda manifiestan su estrañeza ante el hecho de que no se haya conseguido nada en las in-

vestigaciones y que los incendios, que antes era cada semana, son ahora a diario.

Contra la hipótesis política está el hecho del incendio del cobertizo, en un depósito de gas-oil, en un

cortijo de un propietario modesto pero más bien de derechas, aunque puede ser que sea así por estar ya

excesivamente vigilada la zona urbana.

 

< Volver