Lección obrera     
 
 Ya.    13/11/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

EDITORIAL

OBRERA

políticos de la Izquierda española que han convocado huelgo deben aprender de lot obreros. Estos no ••

deban imputar porque han alcanzado una verdadera madurez conciudadanos que saben ya separar

cuáles son s´ut verdaderos obleas como asalariados y cuáles san los objetivos politicos de los partidos.

Muy posiblemente estos obreros que ayer no fueron a la jelao, sean manen* votants* de los partidos de

Izquierda; ese es ´re problema, fon planos distintos. Una cosa es la defensa de los teretes del mundo

trabajador y otra muy distinta los manetos «olfticos de quienes quieren alzarse cobre los

trabajadores para •nseguir sus objetivos/ los suyos, los que llevaron en otro* países * a la dictadura del

proletariado, sino a la dictadura "sobre" el proletariado. Por eso a la hora de enjuiciar los hechos hemos de

ipezar por reconocerlos. Ninguna actividad fundamental del país •edo paralizada y ningún disturbio vino

a sumarse para crear ´a confusión con provecho de los mas extremistas. La cifra de ados fue mucho

menos importante de la que se pretendía, y no ú en el ánimo de nadie ocultarla nt desoír la llamada de los

bajadores, que sufren grandes dificultades en esta época de Insta economía, con recosían e inflación al

mismo tiempo. Pero «tecesltamos un pacta social, ese pacto no puede fundamentarse en una huelga

política, sobre todo en vísperas de un proceso de verdadera transformación política en el cual los

instrumentos para ei pacto van a ser los hombres democráticamente votados en unas elecciones generates.

Lo que la huelga tenia de coacción política, en un momento muy delicado, ha stdo finamente discernido

por los trabajadores que no se han sumado a las pretensiones maximalístas d* ciertos partidos.

Necesitamos, en efecto, una recuperación económica, y pieza Imponente de esa. recuperación es el pacto

social. Pero lo equivocado por parte de los dirigentes político» ha sido el momento y el Instrumento. El

momento no es para suicidios nacionales y el instrumento no ei la huelga revolucionaria.

 

< Volver