Continúa muy grave el guardia civil tiroteado en San Rafael  :   
 Un conductor al que perseguía por una infracción de tráfico le disparó a bocajarro con una escopeta. 
 Informaciones.    14/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Continua muy grave el guardia civil tiroteado en San Rafael

UN CONDUCTOR AL QUE PERSEGUÍA POR UNA INFRACCIÓN DE TRAFICO LE

DISPARO A BOCAJARRO CON UNA ESCOPETA

MADRID, U (INFORMACIONES),

EL, guardia civil de Trafico don Antonio Tejero Verdugo, herido anteayer en atentado a la entrada de la

localidad segoviana de San Rafael, continúa en estado estacionarlo, dentro de la gravedad. El señor

Tejero resultó herido al disparar sobre él un desconocido en el kilómetro 64 de la carretera, de La Coruña

minutos antes de las seis de la tarde del sábado.

El atentado fue presenciado por varias personas, ya que ocurrió a la entrada de San Rafael. La víctima

venía, persiguiendo a un coche «Seat 132» blanco, matrícula de Logroño 0523-B, que a gran velocidad

había rebasado la línea continua de señalización unos kilómetros antes del acceso a San Rafael.

Conduciendo su moto, el señor Tejero alcanzó el coche a la altura de tes primeras casas, lo detuvo y se

dirigió a pie hacia el vehículo tras el que había venido. El coche efectuó un brusco frenazo, dio marcha

atrás y se detuvo taras meterse en uña de las calles laterales que tiene salida á la carretera. El conductor

del coche se apeó, abrió el maletero en el que, al parecer, se guardaba un arma, y disparó a bocajarro

sobre el motorista de la Guardia civil, que se tambaleó y cayó juntó a la cuneta.

SE NEGÓ A PERSEGUIR AL AUTOMÓVIL,

El motorista compañero del señor Tejero llegó en este momento, pero ya el autor del atentado había

emprendido la huida en dirección contraria a la que llevaba antes del atentado, según, compróbo

INFORMACIONES, un automovilista que conducía un coche potente se ofreció a llevar al segundo

guardia en persecución del «132a, pero el guardia se negó, arguyendo que debía dar el parte a su

cuartelillo, perdiendo así la posibilidad de alcanzar a los agresores.

Durante los momentos iniciales, eJ coche fugitivo comenzó Ja marcha con el capot abierto, por lo que el

conductor se detuvo para bajarlo, maniobra que fue presenciada por varias personas que acudieron a

auxiliar al agente.

En el vehículo agresor viajaban dos personas, una con cabello largo, que pudiera ser una mujer.

Posteriormente, e 1 agente fue trasladado a la Residencia Sanitaria La Paz, donde fue sometido a una

operación quirúrgica y trasladado a la Unidad de Vigilancia Intensiva. Más tarde, el señor Tejero fue

trasladado a la planta sexta, de reanimación, en la que permanecía esta mañana.

La esposa del señor Tejero, a punto de dar a luz, se halla igualmente ingresada en la misma residencia

sanitaria, en espera de la llegada de su segundo lujo, Ayer domingo, gran parte de la jornada la pasó junto

a su esposo.

NOTA DEL GOBIERNO CIVIL DE SEGOVIA.

El texto de la nota del Gobierno Civil de Segovia sobre el atentado es el siguiente:

«Sobre las 17,45 horas del día de hoy >sábado>, cuando una pareja de motoristas pertenecientes al

destacamento de Tráfico de Villacastin prestaba servicio en la carretera nacional VI, Madrid-La Coruña,

observaron que un automóvil cometía una infracción, por lo que fue seguido por el guardia segundo don

Antonio Tejero Verdugo. Al llegar a la entrada de San Rafael, kilómetro 63 de la carretera, en una calle

contigua a la misma observó estacionado el automóvil causante de la infracción, dirigiéndose a pie hacia

el vehículo, con el fin de identificar a sus ocupantes.

Cuando se hallaba en sus inmediaciones, y desde el interior, le fueron efectuados dos disparos de

escopeta» alcanzando al señor Tejero Verdugo, que resultó herido en el abdomen de pronóstico muy

grave, siendo trasladado inmediatamente a la Cínica La Paz, en Madrid.

Los autores del hecho, que, al parecer, viajaban en un «Seat 131» ó «132», de color blanco, se dieron

rápidamente a la fuga en dirección a La Coruña.

Inmediatamente de ocurrido el suceso, fueron adoptadas por las fuerzas del orden público 1as

correspondientes medidas de control, con el fin de lograr la identificación y detención de los autores.»

 

< Volver