En el motín de Ocaña. 
 El 95 por 100 de las celdas, destruidas     
 
 Ya.    30/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EN EL MOTÍN DE OCAÑA EL 95 POR 100 DE LAS CELDAS, DESTRUIDAS CUANDO SE

DIRIGÍA AL PENAL DE OCAÑA

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias hizo público anoche el siguiente comunicado sobre

el motín en el penal de Ocaña:

"Sobre las quince y treinta horas, 150 internos del departamento celular que se habían significado en los

motines llevados a cabo en otros establecimientos penitenciarios, prosiguiendo en su actitud

reivindicativa con respecto a su exigencia de amnistía y libertad, iniciaron un amotinamiento al unísono,

forzando las puertas de sus respectivas celdas.

Los internos, una vez en el pasillo, se apoderaron del departamento celular e hicieron de forma

sistemática la destrucción de los enseres y servicios higiénicos de las celdas, El 95 por 100 de las cuales

han quedado totalmente inútiles, siendo en principio totalmente imposib1e efectuar una valoración de los

importantes daños causados.

Para la destrucción de estas celdas se valieron los internos de las camas, que desguazaron, para utilizar

sus cabezales y somieres como arietes, así como las banquetas y mesas que tenían en cada una de sus

celdas, ya que, a excepción de siete internos que, por su peligrosidad, sólo disponían de colchón y mantas,

todos ¡os demás poseían equipo y utensilio completo en sus respectivas celdas, equipo y utensilio de! que

se han valido para producir los daños antes descritos.

Al mismo tiempo se producía en el departamento el incendio de petates, colchas y mantas, que produjeron

diversos focos de fuego, para cuya extinción se precisó la intervención de los bomberos de Aranjuez y

Toledo, a lo que hay Que añadir que ambas cámaras superiores, mostrando trapos y gritando vivas a

COPEL, iniciaron nuevos incendios, que prendieron en la techumbre del centro.

Consecuencia de ta actitud extraordinariamente violenta de 1n«t Internos del departamento, ftie necesaria

la intervención de fuerzas antidisturbios, precisándose para restablecer la normalidad la utilización de

botes de humo. TJn grupo de internos, de aproximadamente unos sesenta, subieron a las cámaras

superiores. En los enfrentamientos con las fuerzas antidisturbios se han producido seis heridos leves entre

los reclusos y tres heridos, asimismo leves, entre las fuerzas de orden público.

Sobre !as dieciocho treinta fueron totalmente reducidos los internos del departamento celular, que se

encuentran recluidos actualmente en departamentos colectivos, siendos en estos momentos (veintiuna

horas) la situación de calma.

Es de significar la responsable actitud del resto de los internos destinados en el establecimiento en

régimen de primer grado, todos los cuales, salvo un pequeño grupo que produjo leves disturbios, se han

mantenido ajenos al motín producido por los internos del departamento celular.

Diversas asociaciones, entre las que figuran Justicia y Paz, Caritas Española y las centrales sindicales

USO y Comisiones Obreras, han remitido al presidente del Senado un comunicado conjunto en el que

dicen:

"Conociendo la proposición de ley sobre indulto general elevada a Ja mesa del Senado, manifestamos

nuestro apoyo a la misma, por considerar que una auténtica reconciliación entre todas los españoles no

debe excluir a los condenados por la legislación de carácter social, producto de una situación política

ampliamente superada. Ante la gravedad de la situación penitenciarla actual, y en espera de que se lleve a

cabo una reforma del Código Penal, solicitamos respetuosamente el trámite de urgencia de dicha

proposición."

Guardia civil muerto en carretera

Cuando se dirigía al penal de Ocaña, el conductor de la Guardia Civil don Valeriano Cayetano ha

resultado muerto en un accidente ocurrido en la tarde de ayer ,en las afueras de Toedo, ai derrapar el

vehículo

En el automóvil siniestrado viajaban, además del infortunado número, el teniente coronel jefe de ]a 141

Comandancia de la Guardia Civil, don José Iranzo Roig, y el capitán ayudante, don Ramón López; ambos

fueron internados en un centro hospitalario toledano con heridas leves.

Condiciones mínimas de habitabilidad

Seis contusíonados— cuyas heridas, al parecer, no revisten gravedad—y tres policías de antidisturbios

intoxicados por los humos es el balance del motín ocurrido ayer en el penal de Ocaña. Sin embargo,

fuentes próximas a los reclusos se inclinan a pensar que esta cifra puede ser más abultada.

Varios letrados y miembros de la COPEL se interesaron igualmente por la situación dentro del centro A

todos ellos la única información que les fue accesible les vino por parte del sacerdote y del doctor, quien

manifestó que había «ido nuevamente llamado sobre las nueve y media de la noche para atender a un

recluso que sufría una lesión ajena al motin.

Posteriormente, el propio director del penal y el inspector de la Dirección General de Instituciones

Penitenciarias, señor Calvan, manifestó a los informadores que nos habíamos desplazado hasta Ocaña que

los dos conatos de incendio—el causado por la quema de las colchonetas y los petates y el segundo como

consecuencia del fuego provocado en los tejados—habían sido rápidamente sofocados por los bomberos y

que, como se podía comprobar, era infundado el rumor de que "el penal estuviera ardiendo por los cuatro

costados", como se había llegado a decir en los primeros momentos del motin.

Respecto a la situación dentro de la cárcel a últimas horas de la noche, el señor Galván dijo que se estaba

tratando de acoplar a todos los reclusos y que, afortunadamente, se podían cumplir las condiciones

mínimas de habitabilidad, a pesar de que algunas celdas se encontraban inundadas por el agua

proveniente de la rotura de las cañerías,

 

< Volver