La izquierda abertzale quiere salir a la calle mañana. 
 El gobierno limita las manifestaciones     
 
 Diario 16.    07/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La izquierda abertzale quiere salir a la calle mañana

El Gobierno limita las manifestaciones

-MADRID, 1 (D16). — El Gobierno limitará la celebración de manifestaciones, especialmente las

organizadas por grupos extraparlamenfcarios, se g ú n acuerdo tomado ayer por el Consejo de Ministros,

que señala que en este tema "se aplicará la legislación con criterios especialmente restrictivos".

La referencia del Consejo indica también que, dada la actitud del Gobierno, favoreciendo los procesos

preautonómicos, "no parece necesario que se lleven a cabo nuevas manifestaciones populares o

concentraciones callejeras".

El gobernador civil de Navarra trata hoy de negociar con Madrid para que mañana pueda celebrarse en

Pamplona la anunciada manifestación convocada por el Partido Nacionalista Vasco y grupos abertzales a

favor de la democratización de la Diputación Foral, según él mismo informó esta mañana a D16.

La manifestación, autorizada y no apoyada por la UCD, PSOE y PCE, que la consideran inoportuna en las

actuales circunstancia, podria ser objeto de la política de restricción de manifestaciones anunciada anoche

por el Gobierno.

Un partido extraparlamentario, la OET, condenó hoy en una declaración a D16 el recorte de las libertades

que a su juicio supone la recomendación del Gobierno.

Por su parte, el diputado de Euskadiko Ezskerra, Francisco Letamendía, insistió en que su partido

mantiene la necesidad de continuar las movilizaciones para conseguir la autonomía y señala que "el cauce

parlamentario es secundario".

Con esta política de limitación de manifestaciones, que al parecer es apoyada por los partidos mas

importantes de la izquierda, el Gobierno tratará de impedir nuevas alteraciones del orden público como

las ocurridas en Málaga. Puentes gubernamentales explicaron que se mantiene, sin embargo, el principio

del derecho de reunión y manifestación, aunque las circunstancias puedan aconsejar alguna negativa

coyuntural a los mismos.

 

< Volver