Autor: García Ruiz, Jerónimo. 
 Murcia: violenta manifestación estudiantil. 
 Siete policías, heridos     
 
 Pueblo.    15/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

MURCIA: Violenta manifestación estudiantil

SIETE POLICÍAS, HERIDOS

MURCIA. (PUEBLO, por Jerónimo GARCÍA RUIZ.)

Desde el mediodía y hasta primeras horas de la noche, Murcia vivió ayer una jornada de agitación con

enfrentamientos continuados entre estudiantes y fuerzas del orden público, en las que hubo pedradas,

«cócteles molotov», barricadas, disparos de salvas, botes de humo, ir y venir de «jeeps» dejando oír sus

sirenas, golpes de porras, carreras a granel y siete policías armados heridos, según la nota oficial, uno de

ellos de pronóstico reservado y leves los restantes.

Lo que la víspera pudo ser evitado con un breve diálogo entre los mandos de las fuerzas del orden y los

estudiantes, ayer resultó incontenible y Murcia vivió una jornada de preocupante tensión, tanto por los

incidentes que se produjeron como por el temor a lo que podría suceder, dado el grave cariz que tomaron

los acontecimientos.

Ya en el día anterior, treinta estudiantes iniciaron en la Facultad de Derecho un entierro y en e¡ balcón de

la puerta principal de la Universidad colocaron una pancarta en la que protestaban por la muerte del

estudiante tinerfeño Javier Ricardo Fernández.

En relación con estos hechos, el Gobierno Civil hacía pública a las once de la noche una nota, en la que

explicaba que, en la Universidad, los estudiantes, con bancos y pupitres lanzados por las ventanas del

centro docente, con coches allí aparcados y con un contenedor de escombros construyeron barricadas,

parapetados tras ellos, agredieron a las FOP, las cuales se vieron obligadas a repeler el ataque con botes

de humo y disparos de pelotas de goma. Según informes de la propia Universidad, los manifestantes

produjeron destrozos de consideración en el inmueble y en el mobiliario de las aulas. Se lanzaron

«cócteles molotov» contra las fuerzas del orden, y éstas como intimidación, hicieron algunos disparos de

salvas. Por la tarde —añade la nota— se produjeron saltos en distintos puntos de la capital en un intento

de romper la paz ciudadana, ante la repulsa general de cuantas personas contemplaban la acción de estos

grupos. En determinados momentos un grupo de manifestantes penetró violentamente en unos céntricos

almacenes, causando la natural alarma de los clientes que se encontraban allí en esos momentos. Se

practicó la detención de un manifestante cuando arrojaba piedras contra la fuerza pública que fue puesto a

disposición de la autoridad judicial.

 

< Volver