Tiroteo en los subterráneos de AZCA. 
 Un jóven muerto y otro grave en extrañas circunstancias  :   
 Uno de los guardas jurados detenido como presunto autor. 
 El Alcázar.    07/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Tiroteo en los subterráneos de AZCA

Un ¡oven muerto y otro grave en extrañas circunstancias

Uno de los guardas jurados detenido como presunto autor

16 DETENIDOS

Un joven de 16 años resultó muerto y otro herido de gravedad en el transcurso de un tiroteo registrado en

la madrugada del día 6 en circunstancias no esclarecidas aún.

Los hechos se desarrollaron poco después de las tres de la madrugada en el nudo de comunicaciones

subterráneo del complejo «Azca» que une la avenida del Generalísimo, Capitán Haya, Raimundo

Fernández Villaverde, Orense y otras calles de la zona. Al parecer el autor de los disparos, que causaron

la muerte al muchacho y heridas graves a uno de sus acompañantes, fue uno de los vigilantes jurados del

complejo «Azca» quien fue detenido poco después por la Policía.

Hasta el momento los únicos datos ciertos son los del certificado de defunción de Juan Antonio Pérez

Conesa, de 16 años, estudiante de BUP, domiciliado en la calle de Orense, quien dejó de existir a

consecuencia de «rotura cardíaca traumática por disparo de arma de fuego», de acuerdo con el acta del

médico forense.

Según manifestaciones hechas por el padre del joven fallecido a la agencia Cifra, los hechos se

desarrollaron a las tres de la madrugada y en ellos resultó con heridas muy graves un amigo de su hijo

llamado José Antonio Alvarez de Luna, estudiante de farmacia, quien fue trasladado a la residencia de

«La Paz» donde quedó internado.

De acuerdo con la versión facilitada por el padre de la victima, ambos muchachos, junto con un hermano

del fallecido, paseaban por el centro citado después de la cena de Reyes. A la hora indicada —las 3 de la

madrugada, sin que mediara ningún incidente previo, un guarda jurado, de vigilancia en la zona, les

conminó a que abandonaran el lugar. Cuando el grupo se alejaba, el guarda -continúa informando el

padre— efectuó cinco disparos a consecuencia de los cuales falleció Juan Antonio y cayó herido grave su

amigo. El hermando del fallecido, estudiante de medicina, intentó reanimarle mediante la respiración

«boca a boca» sin conseguirlo. El autor de los disparos, según el padre de la víctima, desapareció del

lugar de los hechos. No obstante, según hemos podido saber, el presunto autor fue detenido por la Policía

después de que la autoridad judicial acudiera al lugar del suceso y ordenara el levantamiento del cadáver

y su traslado al Instituto Anatómico Forenso. Otras versiones hablan de enfrentamiento entre los jóvenes

y los guardas jurados.

Por el momento, la Policía no ha facilitado información sobre las investigaciones realizadas para

esclarecer el desarrollo de los hechos. Funcionarios de la primera Brigada Regional de Investigación se

han hecho cargo del caso y se espera que la Jefatura Superior de Policía facilite en breve una nota en

torno a lo sucedido.

Inspectores de Policía han detenido a 16 personas presuntamente implicadas en delitos de violación,

corrupción de menores, prostitución y rufianismo. Entre los detenidos figuran tres muchachas de 14, 16 y

17 años, fugadas de sus domicilios paternos y que han sido devueltas a sus padres. La muchacha de 14

años fue violada y posteriormente las tres se dedicaron a trabajar en un club nocturno en el pueblo de

Orusco (Guadalajara).

Otros de los detenidos son: José Luis Fernández Fernández, de 26 años; Juan Fraguas Villalobas. de 31;

Manuel Hernando Pecharroman. de 39; Susana Carretón Olmedo, de 27; Laura Blanco Ruiz. de 28;

Eusebia Guadalupe Co-rreyero Trejo. de 19; Ana Domenech Oña. de 30; Paula Martín Salas Carpió, de

27 y Deogracias Fuentes González, de 28. Asimismo han sido detenidas otras cuatro mujeres, entre ellas

una francesa. cuyas identidades se desconocen.

Las mujeres se dedicaban a! alterne y relaciones sexuales con los clientes que lo solicitaban a cambio de

una cantidad de dinero de la que percibían la mitad. El encargado del establecimiento era Fuentes

González y el local no disponía de permiso de apertura y tampoco tenía rótulo o indicación que

determinara la existencia del club. Las mujeres eran trasladadas todos los días en automóvil desde Madrid

hasta el club. Los detenidos han sido puestos a disposición judicial y el local clausurado.

 

< Volver