Declaraciones de Martín Villa     
 
 Arriba.    20/09/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

DECLARÁCIONES DE MARTIN VILLA

—¿Es cierto, como se ha dicho que con su discurso quedaban enfrentados el Parlamento y 4 as fuerzas del

orden?

—Rotundamente, no. El Congreso se ha pronunciado unánimemente en favor de las fuerzas de orden

público. Lo que sí se ha puesto en tela de juicio ha sido la política de orden público y no la actuación de

las fuerzas del orden. En mi intervención ha quedado claro que las fuerzas de orden publico no pueden

tener otra identidad que te propia del Estado al que sirven, porque sólo así sirven a todos los ciudadanos y

al fin mismo de . democracia. Quiero recordarle que en uno de Jos pasajes de mi informe, decía

precisamente que corregir los posibles abusos y tratar de evitarlos no implica hacer dejación de 1a

autoridad, pues ejerciéndola se sirve a todas las instituciones del Estado y, por lo tanto, a la primer» de

ellas, es decir, al Parlamento.

.DEMOCRACIA NO ES DESGOBIERNO»

—Un punto de ataque específico ha sido el de su concepción del orden pública, que a ciertas fuerzas

políticas no les satisface como garantía del orden democrático. ¿Podría- explicarlo, señor Ministro?

—A los partidarios del desorden y a quienes lo provocan y propician, es obvio que ninguna concepción

del orden público tes satisfará, todas tes medidas adoptadas y previstas por mi Departamento para

establecer un orden democrático se dirigen, como ya dije, a garantizar el cumplimiento de 4a Ley y la

convivencia en un clima de libertad responsable y compartida. La libertad no es !a licencia para hacer lo

que quiera cada uno, como la democracia no es el desgobierno ni e! desorden.

INCONTROLADOS V TORTURAS

—Reiteradamente se han condenado en Meno del Congreso, las prácticas policiales de tortura y la

actuación impune de «incontrolados». ¿Se van a eliminar de teta vez ambos dispositivos?

—Para el Ministerio del Interior, el término «incontrolados» no supone acepción de grupos ni personas.

Sólo entiende por tales los que. cualquiera que sea su signo, desencadenan alteraciones del orden y

acciones violentas. En ambos casos se actúa decididamente contra ellos. En cuanto a los supuestos casos

de malos tratos ejercióos sobre Jos detenidos, con independencia de que en caso de producirse y probarse

se corrigen reglamentariamente. la responsabilidad penal corresponde a la autoridad judicial competente.

Sobre este punto, le reitero que el Ministerio del Interior es decidido partidario de 4a asistencia jurídica al

detenido, actualmente no prevista en nuestra legislación. De esa forma, el efectivo respeto a los derechos

humanos gozará de la máxima transparencia y garantía técnico - jurídicas.

POLICÍA POLÍTICA

—¿Es nuestra Policía «aséptica y neutral», politicamente hablando?

—Las fuerzas del orden público no tienen más ideología que la de servir al Estado. Como ya hice constar

ante el Congreso, a ese exclusivo fin se orientan todas las normas promulgadas desde el primer Gobierno

del Presidente Suárez, y al mismo objetivo van dirigidas las restantes medidas adoptadas por este

Ministerio. Un Estado democrático no puede tener Policía política, pero si Policía.»

(Entrevista de Pilar URBANO, en -ABC-.)

Arriba

 

< Volver