La mujer policía     
 
 Diario 16.    17/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La mujer policía

Por fin, el terrorismo etarra consiguió superar su cota de envilecimiento. La última víctima de su locura

ha sido una mujer que ejercitaba su vocación de policía.

María José García Sánchez encontró la muerte a sus veintitrés años en un enfrentamiento con etarras en la

localidad guipuzcoana de Zarauz. Un impacto de bala en la cabeza acabó con ella.

La monotonía trágica de los atentados terroristas ha quedado rota esta vez por la singularidad de que haya

sido víctima una mujer policía, la primera mujer que cae en la larga lucha contra los fanáticos de ETA.

Las noticias sobre este suceso confirman que María José García actuó con heroísmo, enfrentándose

decididamente con la tarea que le habían encomendado y dando la cara ante los asesinos.

María José ha hecho un gran servicio a la Policía. Cumpliendo exactamente con su deber, incluso

poniendo en peligro su vida, ha ofrecido otra muestra de la entrega de que es capaz el Cuerpo policial,

primer blanco de esos profesionales del crimen.

Y ha puesto otra vez al descubierto el verdadero rostro etarra, capaz de pasar por encima de lo que sea y

de quien sea para seguir cumpliendo su ritual de sangre.

El heroísmo de la mujer policía es un capítulo más de esa historia-que, día a día, demuestra que los

verdaderos enemigos de este pueblo, que busca vivir en paz y tranquilidad, son los terroristas de ETA,

esos fanáticos totalitarios que quieren imponer su voluntad a todos con la fuerza de sus pistolas.

 

< Volver