Autor: Novas Caamaño, Manuel. 
   ¿Proceso político a la policía?     
 
 El País.    22/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

TRIBUNA LIBRE

¿Proceso político a la policía?

MANUEL NOVAS CAAMAÑO

El suceso de la muerte de un presunto miembro de la organización terrorista ETA Militar, acusado de

múltiples asesinatos, ha sido utilizado para distraer la atención general sobre una situación grave de crisis

económica, paro, inflación, terrorismo, etcétera, a la vez que se trataba de centralizar en un hecho

individual una presunta violación generalizada de los derechos humanos, haciéndolos aparecer como

práctica habitual de una gran parte de los funcionarios encargados de la persecución y prevención del

terrorismo.

Sin entrar en el fondo del asunto, que es competencia exclusiva de la autoridad judicial y que, por

consiguiente, está subjudice, no cabe duda de que nuestra Constitución proclama como derecho

fundamental el de la presunción de inocencia y el del respeto al honor, por lo que cualquier juicio de valor

generalizado a unos funcionarios policiales que intervinieron en una detención e interrogatorio corre el

riesgo de lesionar estos derechos básicos

Nuestro Sindicato Profesional fue el primero en pedir una investigación para aclarar una situación que

ponía en entredicho la función y el quehacer policial; pero, una vez iniciada por el poder judicial,

estimamos que debe ser este último quien se pronuncie, sin influencias ni interferencias, como está

aceptado en una sociedad democrática con división de poderes.

Dicho lo anterior, resulta una temeridad claramente reprobable el imputar conductas delictivas a otras

personas a través de medios de difusión social, cuando deberían hacerse ante la autoridad judicial,

aportando las pruebas, según establece nuestra ley del enjuiciamiento Criminal, deber que obliga más, si

cabe, a funcionarios policiales cuando realizan tales denuncias.

De otra parte, se puede producir a consecuencia de estas denuncias un proceso de división interna del

Cuerpo Superior de Policía, que en nada beneficia a la actuación profesional, independiente y

democrática que debe imperar en su seno, por lo que se está cometiendo la negligencia de separar a los

funcionarios policiales en «buenos y malos», según el prisma con que se observe

El cuerpo, ofendido

Independientemente de lo expuesto, es evidente que los integrantes de todo un cuerpo de la seguridad del

Estado se han visto ofendidos en su honor por los últimos ataques lanzados contra los mismos, pero en

orden a la madurez, responsabilidad y valentía que deben imperar en el Cuerpo Superior de Policía hay

que superar esta faceta y no dejarse llevar por actuaciones exaltadas, aunque estén guiadas por motivos

muy altruistas.

Es por ello que el Sindicato Profesional del Cuerpo Superior de Policía, que en todo momento ha

reivindicado una policía profesional, independiente y apolítica en su actuación, y que ha solicitado

medios materiales, seguridad jurídica, más libertad sindical en su seno, elaboración de un nuevo

reglamento, etcétera, y que persigue una seguridad para toda la sociedad, habiendo sido, incluso,

expedientados algunos de sus dirigentes por errores, malos entendidos o ligeras interpretaciones por parte

de la Administración, al tratar de mantener una postura independiente tiene que servir de instrumento

catalizador en la presente situación conflictiva.

Manuel Novas Caamaño es presidente regional de Madrid del Sindical" Profesional del Cuerpo Superior

de Policía.

 

< Volver