Autor: Losada González, Germán. 
 Rechazan las acusaciones por las que fueron separados del cargo. 
 El Sindicato de Policía apoya a sus compañeros de Valladolid     
 
 Diario 16.    26/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16/26-enero-81

NACIONAL

Rechazan las acusaciones por las que fueron separados del cargo

El Sindicato de Policía apoya a sus compañeros de Valladolid

El Sindicato Profesional de Policía rechazó ayer en un comunicado la posible connivencia de funcionarios

de Valladolid con personas de ideología «ultra» y manifiestan su decidido apoyo.

Valladolid: Germán LOSADA, corresponsal

El Sindicato Profesional del Cuerpo Superior de Policía ha decidido manifestar su apoyo a los

funcionarios de la Jefatura Superior de Valladolid acusados por algunos compañeros progresistas de

connivencia con personas de ideología «ultra».

Uno de los hombres relevados en los últimos días en la Brigada Regional de Información, Cipriano

Bellver, que ocupaba el puesto de segundo jefe de la Brigada, fue uno de los fundadores del citado

sindicato. Bellver ha sido trasladado actualmente a la Comisaría del barrio vallisoletano de Cuatro de

Marzo.

El citado sindicato señala: «Reiteramos nuestro decidido apoyo a los compañeros afectados por las

manifestaciones del autodenominado Grupo Democrático y Progresista, así como de cuanto pudiera

afectar a los componentes del colectivo sindical, considerándoles como auténticos profesionales en los

distintos puestos en que desempeñan sus servicios, a sabiendas de que lo seguirán siendo en lo sucesivo,

sin que la amistad de persona alguna, sea cual fuere su ideología, suponga una abstención en el

cumplimiento de su deber.»

Insultos al presidente

En su nota, el sindicato afirma, refiriéndose al «dossier» elaborado por los funcionarios progresistas:

«Sobre los párrafos en que citan insultos al presidente del Gobierno y concretamente a la frase "Raro es el

día en que no se prodigan los insultos al presidente del Gobierno", este sindicato quiere puntualizar que

tanto sus afiliados como el resto de los demás componentes de la plantilla, lejos de insultar al presidente

del Gobierno, sienten un gran respeto, como corresponde a una de las más altas magistraturas de la

nación.»

«Esta acusación velada —añaden— a algunos compañeros es un acto muy grave, que se recoge como

delito en nuestro vigente Código Penal. Pero no es menos cierto que alguno del autodenominado Grupo

Progresista y Democrático, así como el resto de sus compañeros, hubiese sido testigo de esos insultos,

tiene la obligación ineludible de su denuncia ante la autoridad judicial, al igual que los hechos

constitutivos de sanción judicial o gubernativa a que hacen referencia para, en su caso, aplicar el castigo

correspondiente.»

Niega el sindicato que hayan existido frenos para el ascenso en la escala de mando, «sobre todo a los

miembros de la USP (Unión Sindical de Policías)».

«Este sindicato —dicen— quiere hacer constar que no tiene conocimiento de que algún funcionario de la

misma pertenezca a la USP.»

A disposición judicial.— Tres militantes de «Fuerza Nueva» pasaron el sábado á disposición de la

autoridad judicial como presuntos autores de insultos graves al gobernador civil. Los insultos estaban

contenidos en el texto de una pancarta colocada en la calle de Santiago, ante las oficinas del desaparecido

diario «Libertad». Un funcionario de la Brigada de Seguridad Ciudadana arrancó la pancarta, que entregó

a agentes de la Policía Nacional, y detuvo a los tres militantes de «Fuerza Joven».

 

< Volver