El ministro respondió a las interpelaciones de los grupos parlamentarios. 
 Rosón, preocupado por las dimisiones policiales     
 
 ABC.    18/02/1981.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El ministro respondió a las interpelaciones de los grupos parlamentarios

Rosón, preocupado por las dimisiones policiales

El caso de las supuestas torturas sufridas por el etarra Arregui Izaguirre, durante los

interrogatorios en dependencias policiales, tuvo ayer nuevas repercusiones en una doble

vertiente: las dimisiones en los altos cargos de la Policía y el tenso debate celebrado, durante

tres horas, en el Pleno del Congreso de los Diputados.

Las derivaciones del caso Arregui provocaron ayer una fuerte convulsión en sectores de la

estructura policial española. A primeras horas de la mañana se conocía la dimisión del director

general de Policía, señor Blanco, dimisión aceptada por el Ministerio de! interior.

A partir de ese momento se desencadenaron los rumores de dimisiones que afectaban a altos

cargos del Ministerio del Interior y a responsables policiales. A este respecto, el Ministerio hizo

pública anoche una nota oficial en la que puntualiza que han presentado su dimisión el director

general de Policía, el secretario general de la Dirección y el comisario general de Información,

mientras que dos comisarios generales y dos jefes de división han expresado su deseo de ser

relevando de sus cargos. La nota desmiente las dimisiones del director de Seguridad del

Estado y del subsecretario y directores generales del Ministerio, y señala que no se ha

producido ninguna otra dimisión, a pesar de las noticias que circularon ayer.

El ministro-del Interior manifestó anoche su preocupación por las dimisiones y agregó que

todos los dimitidos son grandes profesionales por lo que no se producirá ningún vacío.

ACUSACIONES AL GOBIERNO

El Pleno del Congreso pudo haber sido ayer de puro trámite e incluso aburrido —a la espera de

la sesión de investidura— de no haber surgido, por medio, en estos días, el caso de las

supuestas torturas al etarra Arregui Izaguirre.

Ha sido como una piedra lanzada en un estanque en calma. La conmoción ha llegado a casi

todos los rincones de la Cámara Baja. Salvo Coalición Democrática y UCD, todos los demás

Grupos parlamentarios presentaron interpelaciones al Gobierno, con numerosas preguntas y

peticiones de información, de datos y de explicaciones.

Si los escritos presentados a la Mesa del Congreso fueron duros, las acusaciones lanzadas en

la exposición y defensa que realizaron tos respectivos portavoces ante el Pleno alcanzaron a

todo el Gobierno. El señor Bandrés excluyó únicamente al ministro de Justicia, señor

Fernández Ordóñez, que recibió también placeres del portavoz comunista señor Carrillo.

En nombre del Gobierno contestó a todos el ministro del Interior, señor Rosón. También el de

Justicia hizo unas breves puntualizaciones. Los interpelantes no se consideraron satisfechos y

todos anunciaron que el debate proseguirá en la investidura y habrá abundantes mociones.

 

< Volver