Autor: González, Pedro. 
   El eurocomunismo, una estrategia     
 
 Ya.    05/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

El eurocomunismo, una estrategia

Don Efidio Alonso, director de "ABC" durante la guerra civil, es entrevistado en París por don Pedro

González en "Gaceta Ilustrada":

"—¿Y eso del eurocomunismo?

— Ea una estrategia. El comunismo sin dictadura no es comunismo. Véanse los ensayos de

Bélgica y Francia después de la guerra mundial. Los dos se acusaron, porque el comunismo no puede

hacerse en la democracia.

— ¿Donde pone entonces sus esperanzas?

En un gran partido socialista. En España, la democracia podrá hacerse sin los comunistas y sin los

fascistas, pero, desde luego, será imposible sin los socialistas. Me da pena, sin embargo, ver la sopa de

letras que han organizado algunos seudolíderes que forman su grupito con la etiqueta de socialista. En el

fondo, muchos de los que ahora han vuelto tienen el clisé del 86, lo que es para morirse de risa, porque no

es otra cosa que el "bunker" al revés. El futuro está en los jóvenes, entre los que sin duda saldrán líderes

en cuando de verdad se juegue a la política.

— ¿Y entre esos jóvenes está Adolfo Suárez?

— Sin duda. Es más, se aprovecha el efecto de su último discurso y organiza las elecciones

rápidamente, la derecha triunfará de manera aplastante sobre la izquierda. Ojo, que no digo el

franquismo, porque de eso no quiere ni oír hablar ya ni la derecha. Aparte de Suárez, tengo la

impresión de que el gran líder de la derecha está. en Fraga Iribarne, GilRobles, que es el más político

de todos, no ofrece ya ninguna esperanza por su avanzada edad. Con quince años menos, sería el

amo.

— ¿Y la Izquierda?

—No han dejado que surgiera nadie. Por eso no veo ninguno. Felipa González, que es el más brillante,

"da" bien en imagen, pero tiene escasas ideas propias. Pero eso no es nada. Piense que en 1a República el

PSOE tenia cinco o seis líderes de la talla de Besteiro, Prieto o Largo Caballero. Y ahora también los va a

haber en cuanto el rodaje político empiece en serio.

—¿Sigue siendo republicano?

—Hasta las cachas, aunque el futuro inmediato de España sólo está en la Monarquía.

Mira con cierta ironía a los que vienen a la Sorbona a aprender la historia del siglo XX en España. Alonso

destaca de su inmensa biblioteca los "Episodios nacionales", de Benito Pérez Galdós.

—Es impresionante releerlos y contemplar que se repiten punto por punto en cuanto a la transformación

de la sociedad española. Una sociedad que, en e1 fondo, sigue regida por las dos claves sin las cuales no

se comprende: pobretería y locura.

—Eso es romanticismo.

—La izquierda española nunca ha salido de él.

—No en usted muy entusiasta de los comiunistas.

—Son una amenaza, y lo más grava es que tal amenaza es irreversible, El avance del comunismo es

impresionante y cada día más difícil de detener. En España, el reconocimiento del partido tardará más o

menos porque se trata de ganar tiempo, pero más tarde o más temprano jugaran, y grábese esto bien: el

comunismo es absolutamente imposible sin dictadura. Lo dice la historia. Hoy, en el panorama español,

es el único grupo realmente organizado, con sentido de la disciplina, de la propaganda y con absoluta

conciencia de que el fin justifica los medios."

 

< Volver