Autor: Fernández Dopico, José Luis. 
 Especial Seguridad del Estado. 
 El Cuerpo Superior de la Policía ante su legado     
 
 Diario 16.    22/04/1982.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El Cuerpo Superior de Policía ante su legado:

Su invitación me permite dejar constancia del creciente grado de efectividad alcanzado en los últimos

tiempos por los Cuerpos policiales en los distintos campos donde ejercen su actividad. Dicha eficacia se

manifiesta lo mismo en materia de delincuencia común, que en el frente de la lucha contra el terrorismo,

bajo cuya denominación genérica se incluyen diversos tipos de delitos también comunes, y es el resultado

de la utilización, en las correspondientes investigaciones, de medios técnicos, científicos y tácticos;

técnicos, como la informática y las transmisiones; científicos, que nos permiten la obtención de pruebas o

el análisis de indicios, vestigios o restos (en este sentido y he de resaltar la categoría profesional de los

peritos policiales, que se han integrado en la Universidad, de la mano del Departamento y Escuela de

Medicina Legal, para el desarrollo de programas conjuntos); tácticos, especialmente para la obtención de

informaciones útiles.

En el terreno de la seguridad ciudadana son igualmente constatables las mejoras introducidas en la

programación de los servicios y en su propia operatividad, lo que ha sido posible gracias a la espléndida

coordinación que hoy existe entre los Cuerpos policiales y a la disponibilidad de medios óptimos,

principalmente móviles.

Por lo que respecta a la función preventiva y asistenciai de la actividad policial, se han planificado

acciones muy concretas, en colaboración con otros Departamentos ministeriales, con incidencia especial

en materias de delincuencia juvenil, tráfico y consumo de drogas, extranjeros y pornografía. Se han

cubierto, por tanto, cuatro campos importantes y se ha hecho por medio de una actuación coordinada,

sobre cuyos resultados somos optimistas.

Por último, no puedo dejar de señalar la gran aportación de las distintas unidades policiales de estudio y

apoyo, que tanto están haciendo para configurar esa Policía que merece la comunidad nacional y en la que

soñamos todos los profesionales, esa «Policía del año 2000», necesariamente más técnica,

imprescindiblemente mejor formada y especializada, plenamente integrada en la sociedad española y con

vocación de servicio a todos.

Director general de la Policía, José L. Fernández

Dopico

 

< Volver