Representaciones oficiales en el sepelio de los restos del general Cecilio Bedía. 
 La Guardia Civil reconoce a su director durante la República     
 
 Diario 16.    06/07/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Representaciones oficiales en el sepelio de los restos del general Cecilio Bedia

La Guardia Civil reconoce a su director durante la República

Madrid Los restos mortales de Cecilio Bedia de la Cavallería, director e inspector general de la Guardia

Civil durante la República, recibieron sepultura al mediodía de ayer en el cementerio municipal de

Nuestra Señora de la Almudena.

Asistieron ai actu su hijo, José Bedia Alfaro, al que acompañaban los tenientes generales Ignacio y

Emiliano Alfaro Arregui, familiares de la esposa del finado.

En representación del Ministerio de Interior, se encontraban Francisco López Villanueva, director del

gabinete técnico del Departamento y otro miembro del mismo.

Representación

Por parte de la Dirección General de la Guardia Civil estuvo presente una comisión presidida por el

general Constantino Gómez González, general jefe de la Primera Zona de la Benemérita, y el coronel del

11 Tercio y primer jefe de la Comandancia de Madrid, asi como otros jefes y oficiales.

Finalizado el sepelio, el hijo del finado pronunció, unas breves palabras con las que agradeció al Jefe del

Estado las facilidades dadas para el traslado de los restos de su padre, así como la presencia de la Guardia

Civil «por la que con tanto cariño — dijo— recordó siempre su padre».

Cecilio Bedia, quien era general de Artillería, dirigió la Guardia Civil desde agosto de 1932 hasta fina

les de 1935, años en los que este Cuerpo pasó del Ministerio de la Guerra a depender directamente del

Ministerio de Interior.

Los principales mandos designados por él permanecieron fieles al Gobierno republicano en la guerra

civil. Al final de la contienda se refugió en Francia y, al término de la segunda guerra mundial se trasladó

a Buenos Aires, donde vivió con sus cuatro hijos hasta 1953, en que falleció a los ochenta y cinco años.

 

< Volver