Autor: Álvarez Álvarez, Carlos Luis (CÁNDIDO) (ARTURO). 
   De ayer a hoy     
 
 ABC.    29/06/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

TODAVÍA no se sabe lo que nos va a preguntar sn et referéndum da octubre, y además

existen discrepancias gubernamentales acerca de lo que tienen que preguntamos. Esto resulta

afgo cómico, aobre todo porque ya se han esbozado las significaciones generales del uno» y

de/ «si». De manera que la afirmativa y la negativa tienen una entidad concéntrica, no

excéntrica, su valor no es relativo, y la pregunta no Importa: to que importa v la respuesta. He

extremado los rasgos de la situación, que es menos figurativa de como yo la pinto, pero que

Insinúa esos miamos rasgos. Por supuesto que estamos en ascuas, ya que más que someter

dos Ideas políticas al referéndum de la nación, parece que van a someter la nación a un

examen. Es como la prolija elaboración de un programa para opositores de alto coturno.

El Gobierno tendría que darse cuenta de que, en generar, no deseemos ser notarlos, sino

demócratas Es comprensible que la oposición política Imagine que trata de cancelarse la

diferencie entre et concepto de le democracia y tt situación que vivimos, con óblelo de que esta

situación sobreviva. Mienta su sospecha la pretensión gubernamental, no desmentida hasta

ahora, de participar en las elecciones parlamen~ tartas, cuantío lates elecciones dependerán

en algún sentido del resultado del referéndum, cuyas preguntas e* propio Gobierno eiabora. Asi

que et Gobierno será al mismo tiempo la flecha y el blanco, sin solución de continuidad, por

decirlo de esta forma.

Por eso et Gobierna, más Que oedír moderación, tendría que pedir resignación, que no es to

mismo. 1\T O iodo tiene que ser considerado ^t rápidamente cuestionable. Hemos ** ´ visto

estoe años cómo las antiguas colonias africanas ¡o hacían asi y acababan por reproducir la

autocracia que habían logrado sacudirse. El fundamento de cualquier proceso emancipador

está en Impulsar nuevas formas de relación política, que Incluyan una critica operativa * /a

acción del poder, el cual sigue mostré/ufóse demas/ado podaroso. Por otra parte, es de admirar

la inteligencia de la uKraderecha cuando entona patéticamente la balada del hogar perdido,

siendo lo cierto que ei hogar es ei mismo, y son tos mismos los patriarca». Hay mucho mimo en

la ultr&derocha, porque un simple cambio de mobiliario no es para ponerse asi. Pero en cierto

modo al Gobierno le conviene aparecer ante la oposición como Sócrates anta ios ciudadanos

atenienses, es decir, como negador de las leyes de le «polis». Y la ultraderecha garantiza con

su clamor esa coartada.

HA escr/to Max Horkheimer que et terror fue fastamente fo que trataron de evitar los

enciclopedistas. No se comprendió que su «contestación» ´filosófica y sociológica era

salvadora. De habérselo* hecho caso —dice Hortheimer—* se habrían evitado las leyes

sangrientas. Lo contrario de lo que suele pensarse. Pero rehacer la historia volviendo a sus

fuentes —método que precisamente debe mucho a Voltaire— es aprender del pasado lo que el

presente nunca enseña. CANDIDO.

 

< Volver