Autor: Peña, Francisco Javier. 
   España presenta sus alegaciones contra las limitaciones pesqueras de la C. E. E.  :   
 Se pide excepción para la pesca de bajura, trescientas licencias para la de altura y mayor cuota para la merluza. 
 Informaciones.    04/05/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

España presenta sus alegaciones contra las limitaciones pesqueras de la C.E.E.

SE PIDE EXCEPCIÓN PARA LA PESCA DE BAJURA, TRESCIENTAS LICENCIAS PARA LA DE ALTURA Y MAYOR CUOTA PARA LA MERLUZA

Por F. Javier PENA (Enviudo ««peda! ds INFORMACIONES.)

BRUSELAS. •>

LA delegación ticnlca que acsdc el pasado tunes esta negociando, aquí en Bruselas, unas mejores condiciones para la flota pesquera española dentro del régimen transitorio aplicable nor la C. E. E, —hasta, ai menos teórtcamrn-te, el 30 de junio-próximo— en la zona d> (as 200 millas, fia presentado etta mañana en la tede de las Comunidad?´ el documento qu» lija: nuestra posición de/intttva sobre ts>« asunto, respondiendo a la lesiva decisión comunitaria de autorizar solamente a 124 embarcaciones fi durante esos- aoi meses escasoij la pesca en dicha zona.

En el documento, U delegación espaAola pldf fundamentalmente tres cosos: Primera, que »e exceptlúa K la pesca de bajura (tmbicrca-cloncí do hasta 200 toneladas) del número do licencia» hasta ahora concedido (124). Segunda, que «e aumenta rat* número hasta una» 300, jr tercera, que le Incrementan uu cuotas de captura de 1» rarle-dad m>U Interesante córner-clnlmenta. la merluza, limitada ahora a un tercio de la cantldní* -vlrnlda ñor-mnlmenta.

Se aborda también el llamado fcoefldcnte de permanencia», al que «e da ti valor 1,8. Esto quiere decir que «e ha buscado una fórmula para compensar el tiempo que emplean los barco* en arribar a puerto dedde la zona de pesca y descargar, hacer la provisión de viveres y combustible, y zarpar-de mie-vo para el caladero.. Defiende la delegación española que sea cual sea el número de licencias, pero más todavía si íste es pequeño, que debe entenderse como la cantidad máxima de barcos faenando ífmultnncamerjte dentro- de las 200 millas. Este coeficiente multiplicador estA calculado pnr» qua un barco pueda ocupar.

Inmediatamente en el mismo sitio de !a pesca el lu-´ar del que remsa y aprovechar mclor más licencia concedida.

(Para España, Jos 124 licencias pueden multar una cifra encasa, y realmente lo es, pero en conjunto no es una cantidad tan ruin como parece: por ejemplo, a Portugal le han sido concedida» dos licencias y a la U. R. S. S., 270

Cuando la C. E. S. amplié en enero posado hnsta 300 millas el limite de mis da-jaj a efectos da territorialidad pesquero, establecía un régimen transitorio de sel» mese» antes de la retirada definitiva de los buques da notas pesqueras extranjeras, cuyo contenido o o n f 1 g-uraron unllntTnlmenta los comunltA-ríos por su- cuenta y razón. Por eso, en esta ocasión concreta deba hablarse1 mas de unos alegaciones o reclamaciones eupafiolns que de «contrapropuestas», propiamente dichas, ya que ahora no « estn negociando nada F3 acuerdo de pesca definl´ivo con la C. E. E., «ern trnmdo en lo* dos meses que restan de aquí a julio, el ?iml responde a otro esquema y a •itroí Dlarit^nmlenlos diferentes,

ÍMPRKSIONEB CSPAftOMS

¿Que puede pasar? De todo. Una Impresión de la de-leitnrlftn española es que la parte contraría mantiene rn>-«(clonen .difíciles y muy firmes, aunque otros circulo» creen tener motivos para un moderado optimismo, pero hasta finales de esta senmna, como poca no se conocerá la respuesta comunitaria. En todo coso, aquí, en Srusrlns. flota como el mal tiempo en el ambiente una atmnslern de dudo.

En el peor de los casos posibles —postura Inamovible de las Comunidades—, hnsta que hay» un acuerdo de pesca definitivo, solamente !2> barcos podrían faenar dentro do las 200 millas comunitarias, al margen de aquellos que pcsqur • conforme a otros pactos (concretamente, ¡n anchoa en Francia, en determinada ¿poca del aftoi. lo cual podría traer problema» económicos y políticos para España nada desdeñables

El documento español ha si-do presentado por el subsecretario da la Marina. Mercante, settnr Barreda, \ diplomáticos de la Embajada ante los Comunidades Europeos: este documento Me-;ar& hasta la Comisión de Pesco, que, en última Instancia, decidirá. Torman parte da la delegación técnica desplazada a Bruselas,.el director general de Pesca, seflor Bragado, y el subdirector ite-neral de Relaciones Pesquera» Internacionales; presidió la primera reunión hispano-comunitaria el lunes pasado el ministro de Comercio, señor Liado. En todas la» sesiones preparatorias han participado como asesores varios armadores del Cantábrico.

 

< Volver