El consumidor, beneficiario. 
 Las cofradías, decididas a comerciar directamente el pescado fresco  :   
 Hasta 25 millones de pesetas se paga por el traspaso de un puesto asentador de pescado. 
 Ya.    08/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El co/isumic/or, beneficiario

Las cofradías, decididas a comerciar directamente el pescado fresco

Hasta 25 millones de pesetas se paga por el traspaso de un puesto de asentador de pescado

Hasta 25 millones de pesetas Re paga por el traspaso de un puesto de asentador de pescado, según ha podido saber Cifra de fuentes del sector pesquero.

Las altas cotizaciones que alcanzan estos puestos se atribuye a la política .restrictiva de los Ayuntamientos en los mercados centrales y tienen gran incidencia, tanto en lonja como respecto al consumidor, en los precios del pescado fresco; La existencia de esta figura comercial del asentador, se estima, de otra parte, que es onerosa e innecesaria, en un´ sistema de comercialización racional y coherente.

ELIMINACIÓN »E BOS liVriSHMJfilMAKlOS

La situación de los precios del pescado fresco en el mercado español de consumo en relación con los que percibe la producción, viene preocupando a los pescadores de bajura, que se consideran los más afectados por la actual estructura comercial. El sector, integrado por unas quince mil embarcaciones, constituida cada una d« ellas, en general, como una pequeña empresa e Integrada en la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, ha iniciado medidas de defensa y está, decidida a comercializar directamente el pescado fresco y el marisco.

Según han manifestado a Cifra personas allegadas a la Federación, esta entidad tiene la intención de promover una relación directa productor - detallista que abarcaría a todo el sistema comercial, a modo de un canal paralelo, y como se viene practicando de forma masiva en diversos países europeos (Inglaterra, Suecia y Alemania).

De esta forma se establecerá la venta del productor al consumidor, eliminando al menos dos intermediarios: el llamado exportador o remitente y el asentador.

 

< Volver