Autor: Masini, Aglae. 
 Ante la venta a Libia de dos barcos de naviera Aznar. 
 Descontento en Canarias     
 
 Pueblo.    16/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DESCONTENTO EN CANARIAS

SANTA CRUZ DE TENERIFE. (PUEBLO, por Aglae MASSINI.)

La empresa naviera Aznar está dispuesta a vender al Gobierno libio los dos barcos españoles «Monte de Granada» y «Monte de Toedo» en tinos tres mil millones de pesetas. Este pingüe negocio, fácil de realizar con un Gobierno que tiene los petrodólares en abundancia como el coronel Gaddafi, no lo será tanto para el nuestro si, como piden las tripulaciones, si no se encuentra otra compañía nacional que se quede con estos barcos fuera el Gobierno español el que de alguna manera encuentre una fórmula para adquirirlos o arregle que puedan seguir prestando un servicio subvencionado como se hizo con los barcos de la Transmediterránea. Los tripulantes no están dispuestos a seguir trabajando en igualdad de condiciones bajo bandera libia y estiman que las garantías que puede ofrecerles el «nuevo patrón árabe no serán nunca las mismas que las españolas, pero la empresa cuenta con sólo 10 barcos en los que difícilmente podrán reabsorber este personal. Corren rumores de que Aznar esta dispuesta a ir vendiendo los buques más modernos, lo que agravaría e) problema.

Corren rumores de que tal vez los armadores de Gran Canaria han recibido ofertas tan tentadoras como

é^tas y están preparando el terreno para vender algún barco a Marruecos.

Los que pierden en esta situación son los canarios, ya que el transporte de hortalizas que se realiza de las islas para Inglaterra qu«da-rá después de esta venta en manos de extranjeros y obligara! a´los canarios a negociar con barcos de armadores ingleses, que apretarán aún más las tarifas.

Toda la zona sudeste de Tenerife vive de la producción de patatas, que exporta en estos barcos durante los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero. También salen rumbo a Inglaterra la casi totalidad de la producción de tomates canarios, así como berenjenas y pimientos.

Pero todo no queda reducido para los canarios a las dificultades de la contratación del transporte marítimo, sino que acarrea también un serio perjuicio para el turismo. Estos barcos que ahora se venden tocan regularmente todas las islas, incluso Lanzarote, transportando pasajeros, pues su sistema de carga y descarga ultramoderno reduce las tareas de embarque y almacenamiento, permití éndoles transportar las mercancías sin que esto impida el transporte de los turistas,

 

< Volver