Los armadores del norte piden ayuda. 
 Las medidas de la C.E.E. comprometen el futuro de la pesca  :   
 Ochenta y cinco mil familias de la costa cantábrica pueden quedar en paro. 
 Informaciones.    04/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LOS ARMADORES DEL NORTE PIDEN AYUDA

Las medidas de la C.E.E. comprometen el futuro de la pesca

OCHENTA Y CINCO MIL FAMILIAS DE LA COSTA CANTÁBRICA PUEDEN QUEDAR EN PARO

MADRID, 4 (INFORMACIONES).

ME parece gue el país no se ha. dado cuenta de lo que se le viene encima debido a ¡as restricciones pesqueras Ae la C. E. E. En ¡os puertos empiezan a darse cuenta. Por eso se oponen terminantemente a, aceptar esas condiciones, porgue saben que eso significa no salir del puerto.» Asi resumía don Germán Alvares Castellón, gerente de la Federación Española de Armadores de Buques Pesqueros, al término de una larga reunión en el Ministerio de Asuntos Exteriores entre representantes de la ilota del Norte y las autoridades del Ministerio, lo que consideran una situación gravísima. Y ésta consiste en que los países de la C. E. E. han decidido ya aplicar a rajatabla el sistema de capturas mediante licencias o de lo contrario apresar a los barcos gue infrinjan esta norma, «y si esto se lleva a cabo, por lo pronto Ondárroa y Pasajes van a ser puertos muertos. Ochenta y cinco mil familias van a quedar en paro y el país no tardará en experimentar los problemas de encarecimiento y escasez del pescado que ello va a suponer. Realmente, no se han dado cuenta de que la situación es muy peligrosa."»

Los armadores informaron que, tras Inglaterra, es Francia la que ha decidido presar a los pesqueros que no tengan ¡a correspondiente licencia. Quince pesqueros —sólo de Pasajes— que se encontraban faenando el jueves en aguas de la Comunidad fueron apercibidos por lanchas francesas para que abandonaran la zona antes de las cero horas de ayer o serían apresados. Inmediatamente, representantes de los armadores de la zona se vinieron a Madrid a ver qué se podía hacer Ayer, en el Ministerio, se entrevistaron con el subsecretario y con el director general de Pesca, así como con el ai-rector general de Relaciones Económicas Internacionales. Pensaban entrevistarse asimismo con el ministro de Asuntos Exteriores, pero al menos por la mañana —la reunión acabó cerca de las tres de «a tarde —no habían podido.

Los armadores se quejan de que si se cumple ese período transitorio, con las 124 licencias, hasta que llegue el acuer-do-marco (que no se sabe si llegará, ni cuando), como pretende la Comunidad, la situación puede ser después irreversible «y no queremos comprometer el futuro de la flota del Cantábrico», dijeron. «Porque, además —añaden ios armadores—, el Reglamento comunitario es prácticamente imposible de llevar a la práctica, ya que limita el número de licencias a 124 barcos y la captura a sólo dos especies, especifica las áreas de pesca donde unas temporadas hay pesca y otras no y limita el cí.ballaje del motor propulsor a una flota que dispone de una tecnología muy avanzada.» «Lo han hecho —finalizaron— de forma totalmente maquiavélica.»

Ahora, los armadores esperan las soluciones de la Administración al problema. Esas soluciones se han prometido en forma de ayudas, medidas para paliar el paro, etc., que se espera se vayan haciendo públicas conforme se adoptes las decisiones correspondientes.

 

< Volver