Las peticiones de los armadores de pesca serán elevadas al Gobierno  :   
 La Administración pide datos concretos sobre las repercusiones de la crisis en el sector. 
 ABC.    22/07/1977.  Página: 39. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

LAS PETICIONES DE LOS ARMADORES DE PESCA SERÁN ELEVADAS AL GOBIERNO

La Administración pide datos concretos sobre las repercusiones de la crisis en el sector

Madrid. (De nuestra Redacción y agencias.) La reunión celebrada ayer por la mañana en el Ministerio de Hacienda por mía Comisión de armadores de buques de pesca y el subsecretario de Presupuestos, señor Barca, terminó con la promesa de este último de elevar al Gobierno las peticiones une te fueron presentadas para resolver los problemas que afectan al sector. El señor Barca pidió también a los armadores que valoren las reales necesidades de la flota con vistas a la concesión de una posible ayuda.

Parece ser >fcue &C. E. E. ha ampliado hasta doscientas el número de licencia concedidas

PROBABLE AMPLIACIÓN DE LICENCIAS.—Tras el fracaso de las conversaciones en París entre las Delegaciones española y francesa, esta última obstinada en llevar las negociaciones dentro del marco global de la Comunidad y, por tanto, rechazar como superado el Acuerdo de 1967. se «sapera con impaciencia la publicación de los resultados de la reunión del Comité de de los representantes permanentes de la C. E. E., de los que informó al Gobierno el embajador Bassols, tras su llegada a Madrid.

Se estima que el Comité autorizará un aumento en el número de licencias del orden de les 70 u 80, además de las 124 concedidas por la Comunidad a los pesqueros españoles, así como un incremento en el volumen de especies a capturar, en especial de la merluza.

POSTURA ESPAÑOLA.—La última postura oficial del Gobierno respecto al tema de la pesca fue la anunciada en la rueda de Prensa que el pasado día 8 celebró el subsecretario de la Marina ´Mercante, señor Barreda. En ella se explicaba claramente que el mínimo de barcos faenando simultáneamente en la zona de la C. E. E. habría de ser de 350. .para Que la solución fuera satisfactoria.

A la vez informó de las conclusiones a que llegó el Gobierno a través del Ministerio de Asuntos Exteriores para llevar a cabo una política pesquera de inmediata aplicación, que se resolvería en medidas « corto- pía so >flom*>e^g{tei&i«Me»-itt´í43efer> *e incluida en las 124 licencias, y que tuviese que faenar en otras zonas), medidas a medio plazo (subsidios de desempleo, exención de impuestos, créditos de readaptación, etcétera) y medidas a largo plazo (en esencia la elaboración de un plan de reestructuración de la flota).

REUNIÓN EN EL MINISTERIO DE HACIENDA

Entre las nueve v las diez y media de la mañana de ayer, una Comisión de armadores de buques de pesca del Cantábrico y de Galicia se entrevistó con el subsecretario de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, señor Barea, para tratar del problema pesquero de la flota del Norte.

La entrevista solamente se celebró con el señor Barea. en calidad de presidente de la Comisión Interministerial para la Pesca (compuesta por los subsecretarios de Hacienda. Comercio, Marina Mercante, Trabajo, Asuntos Exteriores y varios represen tafites de la Dirección General de Pesca) y no con la Comisión en pleno, pese a lo que se había anunciado en principio.

La Comisión de armadoras entregó al subsecretario un escrito redactado por la asamblea de armadores, en el que piden una definición clara del Gobierno respecto al problema pesquero ante la ampliación a 200 millas de las aguas jurisdiccionales de la Comunidad Económica Europea, que ha expulsado a nuestra flota pesquera de caladeros donde faenó tradicionalmente durante muchos años.

Los armadores comentaron al subsecretario el escrito de referencia y la situación actual de la flota, que en un 80 por 100 faena normalmente, pero sin cubrir los costes de explotación ante la ambigua situación, -y, por otro lado, con el peligro constante de sanciones por parte de loe países comunitarios.

SE ELEVARAN LAS PETTCIONE6 AL GOBIERNO.—EL señor Barea 4>rómetió elevar al Gobierno las peticiones de los armadores, pero al tiempo mostró su sorpresa, dado que él esperaba que los armadores le plantearan soluciones concretas, ya que • la Comisión Interministerial para la Pesca tiene una misión fundamentalmente técnica.

Los armadores, por su parte, insistieron en que es el Gobierno quien tiene que resolver y tomar una pos^.ura clara, ya que, por otra parte, se halla en su poder la suficiente Información del ssctor para tomar medidas.

RECESARÍA AYUDA A LA FLOTA.— La Comisión de armadores manifestó qu«, si el Gobierno estaba dispuesto a ayujia,r al sector debía empezarse por la ayuda a la flota que faena aún sin cubrir costes de explotación, y por la ayuda para sufragar las sanciones, o bien plantearse el amarre de la flota,-en cuyo caso la Administración tendría que pascar mucho mas al sector.

De otro lado, según los armadores, España no está utilizando todas las medidas de presión internacional en el problema pesquero (ampliación de nuestras aguas a 200 millas, contrapreetacíones comerciales, gravámenes a los productos procedentes de ia Comunidad Europea, boicot a la entrada de pesca de los países comunitarios, etc.).

Finalmente, el señor Barea pidió a la Comisión que le cuantificara las necesidades de la flota, para una posible ayuda por la falta de rendimiento actual y IM sanciones de los países comunitarios.

 

< Volver