Autor: Pérez Guerra, José. 
 El gobierno no las tiene. 
 Los pescadores piden soluciones     
 
 Informaciones.    01/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL GOBIERNO NO LAS TIENE

Lus pescadores piden soluciones

Por José PEREZ-GUERRA

MADRID, 1. Los pescado, res exigen al Gobierno una solución inmediata de sus problemas. No pueden esperar —dicen— a que España entre en la Comunidad Económica Europea para contar con caladeros frecuentados desde antiguo y que ahora quedan dentro de las 200 millas comunitarias. En Madrid se suceden las entrevistas; el Consejo de ministros último ha nombrado, ¿cuántas van ya?, una comisión interministerial con el propósito de buscar soluciones; y en los puertos millares de pescadores muestran sn frustración ante unas perspectivas ya demasiado oscuras.

Madrid,,que en este asunto tiene las manos atadas, no sabe cómo resolver la papeleta. Los barcos españoles —unos desafiando la guardia cerrada de otros países; otros amarrados en puertos— necesitan con urgencia caladeros para mantener su actividad; pero España, que tiene una plataforma muy estrecha y esquilmada, carece de ellos; al menos en la proporción que necesitan tan amplios efectivos. Y para ir a los de otros —que hasta ayer eran nuestros y de todos -hay que pedir negociaciones, esperar que deseen negociar y ofrecer contrapartidas.

La realidad es que la crisis de la flota pesquera se inició hace unos años cuando los rectores de la política no supieron ver los cambios profundos que en las relaciones marítimas internacionales se producían. Ni se supo tomar posiciones para abrir con terceros países una etapa de cooperación capaz de asegurarnos las capturas, ni tampoco reestructurar los efectivos para´ acomodarlos a las nuevas circunstancias. Nos aferramos a nuestro aislamiento, que nos dejó fuera de Europa y sin ´peso específico a la hora de negociar con el exterior. .Se mantuvieron a ultranza unas instituciones que eran repudiadas por la c o m u nidad internacional, y ahora carecemos de capital para hacer frente al coste de esos años.

A Madrid han llegado representantes de la Federación dé Pesca de GC.OO., que piden al Gobierno acelere las negociaciones sobre el número de licencias a conceder por el Mercado Común, que se considere prioritario el empleo de los tripulantes sobre la tecnología a aplicar, que se establezca un sistema rotativo de tripulaciones y que se potencien los recursos ampliándose, además, el límite marino hasta las 200 millas. El sector pesquero necesita un planteamiento urgente y realista. Habrá que proceder a acomodar la flota a la realidad actual y futura; será necesario potenciar al máximo la explotación de parques y viveros e introducir y desarrollar el cultivo de peces, para lo que se cuenta con un litoral amplio y propicio. Y, paulatinamente, ir a, n s f erir trabajadores del mar a las actividades de tierra. El sistema rotativo de tripulaciones, el dar prioridad al trabajo por encima de la tecnología es importante para solucionar una crisis momentánea; pero el problema pesquero es mucho más profundo. Y las medicinas, aunque amargen, tienen que curar al enfermo. Una enfermedad que se viene arrastrando desde hace varios años.

 

< Volver