Autor: Gómez Crespo, Fernando. 
   Apliquemos también las 200 millas     
 
 Pueblo.    03/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

APLIQUEMOS TAMBIÉN LAS 200 MILLAS

Señor director:

Me parece que los españoles estamos tomando, desde tierra adentro, un poco a capítulo de inventario el problema de nuestros pesqueros. Somos un pueblo de consumidores de pescado, al revés que los franceses, que consumen poco, o que los marroquíes, que no consumen casi nada. El pescado, y sobre todo e! congelado, aue viene de nuestros grandes pesqueros de alta mar, se ha convertido en una dieta indispensable, aparte de que, además, es barato. ¿Qué vamos a hacer si nuestros «-amigos» del Continente nos expulsan de los grandes caladeros, aplicándonos con exceso sus propias aguas jurisdiccionales?

En cambio, los pesqueros franceses no sólo faenan cerca de las. costas españolas, sino que incluso arremeten contra los nuestros, y destrozan sus artes. ¿Es que tenemos que hacer oposiciones de «buenos», para que nos admitan en ese Mercado Común, al que aún no debemos nada? Pienso que aunque sólo por pundonor nacional, deberíamos aplicar también a los demás nuestras 200 millas Ya sé que no nos serviría de gran cosa, pero, al menos, demostraríamos que somos iguales. Lo cierto es que nuestros pescadores se sienten no sólo marginados, sino despreciados. ¡Como no pesquemos en los embalses! Ni en Europa, ni en Marruecos, ni en el Sahara, ni en Mauritania, podemos hacerlo. ¡Pues estamos aviados!

Defiendan ustedes ´a los pescadores. No podrán pagárselo, pero servirán la causa de esos hombres buenos, que arriesgan su vida para alimentarnos.

Fernando GÓMEZ CRESPO LUARCA (Asturias)

 

< Volver