Autor: Campmany y Díez de Revenga, Jaime. 
   Acuerdo     
 
 Informaciones.    03/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LETRAS DEL CAMBIO

ACUERDO

Por Jaime CAMPMANY

SE trata, de nuevo, del tema de la amnistía. Las noticias que nos llegan hacen concebir esperanzas en un

acuerdo entre casi todos -o todos- los grupos parlamentarlos para presentar un proyecto común, es

decir, un proyecto del Gobierno aceptado de antemano o una proposición pactada entre los grupos y

partidos.

SI vuelvo sobre este tema de la amnistía es porque me parece fundamental para intentar de una manera

serla la pacificación de la vida d e I país y el restablecimiento del Imperio, severo, pero necesario, de la

ley. Bien es verdad que los dos últimos atentados -el uno contra una revista barcelonesa y el otro contra

un capitán de las fuerzas del orden- no favorecen, precisamente, la Inclinación de los ánimos hacia la

indulgencia que siempre ha de usarse para la concesión de una amnistía lo suficientemente generosa.

Pero también es cierto que sin esa amnistía no vamos a terminar nunca con este régimen de provlslona

Iidad en la aplicación rigurosa de las leyes péneles con el consiguiente escarmiento para los que intentan

asfixiar la democracia manteniéndola en un ambiente de terror y de muerte.

Mientras persista la creencia en una amnistía que se deba conceder en un futuro, los posibles asesinos

pensarán que pueden beneficiarse de ella. Hay que repetir este argumento hasta que por todos sea

comprendido, porque no se trata de conceder un perdón desde la debilidad o desde la presión de ciertos

grupos sociales, sino de hacer de verdad ese borrón y cuenta nueva que la magnitud y la profundidad del

cambio político requieren.

Si antes de que se lleva al débete del Pleno del Congreso se llegase a un acuerdo sobre los términos y

alcance de esa amnistía, miel sobre hojuelas. Porque un debate parlamentarlo sobre este tema, an el que

puede jugar muy sensiblemente la demagogia de pedir más y jugar a hacer carreras de clemencia, podría

dar al pueblo y a la sociedad -tan necesitada de seguridad y de confianza en el mantenimiento de la paz

ciudadana- una nueva Impresión lamentable del tono y la ligereza con que se toman los temas políticos

nuestros recién elegidos diputados.

Si los criterios sobre el tema de la amnistía que sustenten el Gobierno y la U.C.D., que deberán ser

coincldentes, convergen también con los de socialistas, socialistas populares, comunistas y minoría

vascocatatana -con la Incógnita de la actitud que adopte A. P.-, nos habremos responsabilizado

todos en uno de loa más controvertidos y delicados temas del presente político.

 

< Volver