Autor: P. de F.. 
   Las licencias de pesca hay que pagarlas     
 
 Informaciones.    24/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Las licencias de pesca hay que pagarlas

MADRID, 24 (INFORMACIONES, por P. Ae F.). Mauritania ve en la pesca un elemento indispensable para su desarrollo económico. Por ello, mantiene el firme propósito de hacer pagar a cualquier barco que faene en sus aguas jurisdicionales un derecho de pesca que- se evalúa en función de su T.R.B. (toneladas de registro bruto). Según ha podido saber INFORMACIONES, el canon a fijar se sitúa en 200 dólares´ por cada tonelada de registro bruto.

Los armadores españoles, por otra parte, no pueden hacer frente —según confesaban a nuestra redacción el viernes pasado— a ese desembolso, ni siquiera a una cuarta parte; por lo que, según han manifestado fuentes bien informadas, la Administración española tocó la vena sensible de los representantes mauritanos, hablándoles de 30.000 familias afectadas en caso de que Mauritania mantenga sus cifras. Al parecer, la nación árabe acusó el golpe.

La visita del señor Llado al país africano ha de limar números, puesto que se piensa en unas cantidades que significan menos de la mitad de los derechos acordados para otros países, pero que siguen estando lejos de los 25 dólares que pusieron como tope los armadores españoles.

Mauritania hará mayor rebaja cuanto más grande sea la ayuda española a su desarrollo. El ministro de Transportes y Comunicaciones ha de negociar el precio de las licencias —la parte que beneficia a España— con la ayuda a prestar —lo interesante para Mauritania— en un acuerdo marco que resulte beneficioso para los dos países; pues, de otra forma, no sería´ perdurable, como bien señaló el ministro de Exteriores africano.

Otro problema estriba en el número de licencias solicitadas por los armadores españoles: un 25 por 100 menos de lo esperado por Mauritania. Nuestros armadores, al parecer, prefieren utilizar la zona desgravada de las aguas y exponer sus barcos ante la escasa Marina mauritana. El derecho impuesto les resulta caro.

Don José Liado, por tanto, tiene en sus manos un acuerdo que podría resultar ventajoso, En la segunda quincena de octubre se aclararán posiciones.

 

< Volver