"España aplicará las 200 millas"  :   
 (Marcelino Oreja, en Canarias) ; Mauritania ha ordenado la liberación de los pesqueros españoles detenidos. 
 Arriba.    13/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

ESPAÑA APLICARA LAS 200 MILLAS

(Marcelino Oreja, en Canarias)

Mauritania ha ordenado la liberación de los pesqueros españoles detenidos

LAS PALMAS. (Resumen de agencias.) — «El Gobierno español ya ha adoptado la decisión de extender sus límites de la zona de pesca a las 200 millas», declaró ayer el Ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, en una improvisada rueda de Prensa celebrada en e! Cabildo de Las Palmas con los informadores. El señor Oreja ´manifestó que el martes-, al llegar al aeropuerto de Gando, tuvo la primera noticia del ^apresamiento de los siete pesqueros canarios por lanchas patrulleras mauritanas. Entonces, desde el hotel, se puso en contacto con las autoridades mauritanas, con objeto de hacerles ver Ir, gravedad que supone el hecho de los apresamientos en un momento en que las negociaciones siguen su curso.

Añadió que el martes por te noche dio la noticia de los apresamientos a loa representantes de los medios informativos y que ayer por la mañana habló asimismo con las autoridades mauritanas, quienes pusieron en su conocimiento que la orden de ´liberación de •los pesqueros ya había sido dada. El Ministro mantuvo hasta tres veces conversaciones telefónicas con el patrón de uno de los barcos que, al parecer, todavía no había sido puesto en libertad, el «Tarpón». El Ministro habló incluso al embajador de Mauritania, en Nueva York, ante las Naciones Unidas.

Mantuvo conversaciones también con el señor Piniés y con el embajador Serrano de Aro.

Todas las informaciones sobre el tema, según el Ministro, coinciden en qne la orden de liberación ya está dada y que es cuestión de tiempo su transmisión y ejecución.

Le fue entregada al Ministro una nota de los armadores canarios, en la que le pedían una entrevista, a lo que accedió el señor Oreja, quien insiste en la postura negociadora española y en que «estas ampliaciones de aguas jurisdiccionales son decisiones unilaterales, ante las que sólo cabe la negociación».

 

< Volver