Acuerdo pesquero entre España y Mauritania este mes  :   
 Así lo afirma a Ya el ministro de Asuntos Exteriores, señor Oreja Aguirre ; Hasta ahora son 190 los barcos amarrados en el Puerto de Santa Cruz. 
 Ya.    14/10/1977.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Acuerdo pesquero entre España y Mauritania este mes

Así lo afirma a YA el ministro de Asuntos Exteriores, señor Ore/a Aguirre • Hasta ahora son 190 los barcos amarrados en el Puerto de Santa Cruz

El conflicto de los pesqueros Canarios que faenan en el banco canario-saharaui no aumentó durante la jornada de ayer. Como r» Informábamos, el martes, una rran cantidad de barcos regresaron al Puerto de la Luz en señal «e protesta por la detención de síete pesqueros efectuada por varia» lanchas patrulleras mauritana», previa utilización, según declaraciones de la tripulación del "Playa Lisa", de armas de fue-»o.

Puestos al habla con el ministro de Asuntos Exteriores, señor Oreja Aguirre, Incorporado ayer * «u despacho ministerial de Madrid, nos comunicó que "seguramente las conversaciones con el Gobierno mauritano Be Iniciarán el próximo día 23 con la finalidad de llegar a un acuerdo & través del que solucionar «1 conflicto pesquero actúa!". "Pienso—añadió—que antes de que finalice el presente mes estará firmado el acuerdo. Este tipo de proble m a s—continuó diciéndo-nos—deben resolverse mediante la vía de la negociación. Ejemplo de ello tenemos en las tensiones habidas entre nuestro país f Marruecos por las mismas razones, que han quedado paliadas con la firma del acuerdo entre loa dos países." El acuerdo pesquero firmado entre España y Marruecos debe ser ratificado aún j»or kw respectivos parlamentos. . El señor Oreja Agulrr* «lo también cuenta a YA de la intensa actividad para conseguir »las liberaciones de loa siete pesqueros españoles: "Altair", "Lanera", >´Nueva Santa Teresa", "Rivarosa", "Río Berbesa", "Carvlsa 4"´ y "Tarpón", apresados días atrás por las patrulleras mauritanas. Al serle comunicado »n el aeropuerto canario de Gando´los apresamientos de los barcos españoles, el ministro se puso inmediatamente en contacto con •u colega mauritano, que M encuentra desarrollando unas Jornadas de trabajo en la ONU; «ion »1 embajador del mismo país «n. Madrid, y otr*a **«>»**»***•» asi Gobierno tnauritauo. Tras estas Intensas negociación*» "conseguía, a las cuatro de la tarde del martes—nos dice «I «efior Oreja—, la liberación de loo «tete pesqueros".

El señor Oreja Aguírre mantu-TO ayer una reunión de carácter informal con los senadores, aprovechando el pleno de «ata Cámara. En eJla dio cuenta a aquéllos 4* la actividad mantenida por ti / de la situación y posibilidades o« encontrar una pronta «oluclón *1 conflicto plantado.

Por su parte, U Federación d« Armadores de Buques de Pesca nocí na informado de que hasta «1 momento son 190 loe barco* amanados en el Puerto de la Luz. "Hasta que nuestros barcos no cuenten con unas seguridades mínimas para que no sean apresados a su albedrlo por las patrulleras mauritanas no saldrán a la mar. No obstante, «aperimH» «roe esta situación no te prolongue darante machos días, por ei bien oe todos."

las Cortes ratificarán la extensión de las aguas jurisdiccionales a doscientas millas

El proyecto de ley de e*ten-Mon de la zona marítima de España a 2«0 milla* está pendiente tan «ólo de la firma del presidente d«l Gobierno par» pasar a la* fortes, según h*n informado a LOROS fuentes «riciales.

M envío dea proyecto a las Cortes fu« aprobado, según las mismas fuentes, *n Consejo d« Ministros, a fináis* d«] mea de agosto, y ha estado detenido hasta ahora por retraso de ¡trámites-entr* eílos, por la imprefiióa d*l texto en Presidencia.

A. principios de verano ae órela aun que el Gobierno iba a exten-fleír la zona económica a 200 mi-Mas por medio de un decreto-ley, por ser una medida de emergencia que apoyaría la elaboración d«l plan regional d* pesca de Canarias, y que, pese a la pobreza d* nuestra plataforma pesquera, podría proteger determinadas especies en las costas gallegas y cantábricas, ademas d« preservar de cara al futuro positole» re-«rvas minerales y ampliar medidas de anticontaminaoión.

B»i cuanto a las zonas a la« que podría afectar la extensión, tal y como se prevé en «1 -texto actual dea proyecto de ley, parece que se Incluyen todas las costas española, tanto atlánticas como mediterráneas, aunque en fuentes del Ministerio d« Asuntos Exteriores no han podido confirmar este punto.

 

< Volver