Autor: Barbero, David. 
 Según sus familiares había traidores en la organización. 
 E.T.A. mató al etarra Pertur     
 
 Informaciones.    20/01/1978.  Página: 1, 35. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

SEGÚN SUS FAMILIARES, HABÍA TRAIDORES EN LA ORGANIZACIÓN

E.T.A A MATO AL ETARRA "PERTUR"

SAN SEBASTIAN, 20 (INFORMACIONES, por David Barbero). EDUARDO Moreno Bergareche,

importante líder de E.T.A., más conocido como «Pertur», y que desapareció el día 23 de julio de 1976,

fue asesinado por miembros de esta organización, según afirmaciones hechas ayer por su madre; se

hermano Alvaro y su tía María Asunción, que convocaron a un reducido número de periodistas de la

capital guipuzcoana para darles a conocer las últimas investigaciones sobre este hecho.

Asimismo el sumario del juez de Bayona sobre la desaparición de «Pertur», cerrado el pasado mes de

diciembre, ha vuelto a abrá se tras la aportación de nuevos datos a la Policía francesa por la familia del

etarra desaparecido, y que inclinan a pensar que fue otro miembro de E.T.A. quien le asesinó.

Sin embargo, la familia tuvo interés en precisar que «para nosotros está claro que no ha sido la organi-

zación como tal, sino elementos concretos y aislados, del mismo modo en que en algún tiempo pudo

haber en ella algún traidor o algún infiltrado».

Uno de los portavoces de la familia expuso el proceso de las nuevas investigacíones de la siguiente ma-

nera: «Desde el 23 de julio de 1976, en que desapareció, no hemos parado de investigar. El primer indicio

que nos hizo sospechar seriamente fue el enteramos de que algunos de esos elementos de una facción de

E. T. A. mantenían divergencias serias y con los que se había creado una tensión muy grande. Después de

eso identificarnos a una cíe las personas vistas como últimos acompañantes de «Pertur». Primero a una de

ellas, con la, que conseguimos hablar. E] otro posible testigo nunca ha querido entrar en contacto con

nosotros pero está Identificado también.» Sin embargo, los portavoces de la familia de «Pertur» se

negaron a dar los nombres de esos testigos.

DISCIPLINA Y SEGURIDAD

A continuacion, la tía del etarra desaparecido, María Asunción Bergareche, leyó, como pruebas de la

existencia de estas facciones en E.T.A. opuestos a «Pertur», unos párrafos de un escrito del etarra

desaparecido, en los que se recogen la amargura del militante por la acción que unas semanas antes estos

grupos de su organización habían dirigido en contra suya y habían llegado a secuestrarle temporalmente.

Los párrafos dicen lo siguiente: «Esos bestias han creado un clima tal en la organización que han

transformado E.T.A. no en un colectivo de revolucionarios, sino en un esta de policía, dónde cada uno

sospecha del vecino y éste del otro. Ka logro zafarme de esa dinámica infernal cíe las conspiraciones, del

infundio, de la mentira, etc., de esa mentira que tiende a eliminar enemigos politicos no por medio del

debate, sino a través de sucias maniobras en nombre de la "disciplina", de la "serenidad", etc, válores

éstos que nunca pueden anteponerse al debate y a los criterios politicos.»

Todo parece indicar que "Pertur" había sido secuestrado momentáneamente por, otros míembros de la

organizacion durante el mes de mayo en nombre de estos medidasi disciplinarías que Moreno Bergareche

condenaba. La aplicación de estas medidas estaría justíficada porque "Pertur" se Inclinaba por abandonar

la lucha armada y por transformarse en un partido político.

Asímísmo, durante la rueda de Prensa 1e fue preguntado a la familia si de esta manera se descartaba la

tesis que había sido mantenida hasta ahora en Euskadi responsabilizando del secuestro y de la muerte de

«Pertur» a la extrema derecha, !o cual había motivado muchas manifestaciones populares en el País

Vasco. La familia contestó: "Nosotros mísmos hemos mantenido también lo de la extrema derecha, pero

ha sido una Investigación muy lenta, ya que nadie queria contestar. Empezamos a pensar que sí hubiera

sido la extrema derecha, habria aparecido el cadáver. Pensamos que tenia que haber un traidor dentro de

la organización. Al ir buscando al traidor, poco a poco hemos conseguido ir levantando sospechas que

siempre nos han orientado en la misma dirección y que nos inclinan a hacer ahora estas afirmaciones y

estas acusaciones.»

 

< Volver