Eficacia de la ley     
 
 ABC.    27/01/1978.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EFICACIA DE LA LEY

Los Juristas de Cataluña, con su cualificada condición de profesionales del Derecho, han firmado un

enérgico comunicado en el que denuncian la creciente violencia —cuyo último criminal episodio ha sido

el asesinato del matrimonio Viola Sauret— y en el que piden a los poderes públicos que garanticen la

eficacia de la Ley.

El texto del comunicado, breve y denso, rebasa positivamente las simples expresiones retóricas de

condolencia y apunta hacia objetivos eficaces, dignos de apoyo comunitario. No se limita e la apelación a

los poderes públicos, que tan lógica como inevitablemente debe preceder a cualquier otra demanda en

este caso, sino que invoca también a los partidos políticos «para que con su autoridad y predicamento

contribuyan decididamente, por encima de las diferencias de opinión, a la defensa de la convivencia

social por la vía del Derecho...».

Luego de nuestro comentario editorial de ayer, en el que alentábamos, una vez más, a todos los partidos a

un pacto contra la violencia y el desorden que amenazan a la existencia misma de ia iniciada democracia,

sólo nos corresponde hoy una pública manifestación de conformidad y de aplauso especial a este concreto

punto del comunicado. Efectivamente, sin un convencimiento común y compartido sin reservas sobre el

necesario imperio de la Ley, no se logrará que sea norma de convivencia y norte de conductas, base de

estabilidad democrática y amparo de derechos y seguridades cívicas, por muchas proclamaciones da

respeto que a la Ley se dediquen.

Bien y muy específicamente lo saben los juristas —en este caso, los catalanes firmantes— y por ello

recomiendan, como necesidad indiscutible, «adoptar los medios precisos para que tal imperio sea una

realidad auténtica». Resulta lamentablemente muy claro, en los últimos tiempos españoles, que media

apreciable distancia entre ía correcta actitud gobernante cuando define el Estado de Derecho, cuando

afirma la legalidad, cuando se manifiesta en cuestiones de orden público, y los prácticos resultados que

obtiene, en la calle, gobernando.

El comunicado significa, asi se deduce de todas sus palabras, una manifestación de respaldo y apoyo a la

eficacia de ¡a Ley, a la eficacia de tos medios que deben aplicarse para mantenerla; y resulta, por lo

mismo, un estímulo considerable para que el Gobierno aplique la Ley con serio rigor, haciendo realidad

cotidiana, en cualquier parte del país, el Estado de Derecho.

Contiene, por último, dos interesantes apelaciones a todos los ciudadanos pará que espontáneamente sé

sujeten a las leyes; y a los medios de comunicación social para que fomenten un clima de reprobación de

la violencia y «de exigencia de medios suficientes para evitarla».

En ello han estado y en ello continúan estando las columnas de este periódico por conciencia cívica, por

recta profesionalidad y por patriotismo.

 

< Volver