Autor: Barbero, David. 
 Tras el funeral por los asesinados el domingo. 
 Manifestación de policías en Vitoria     
 
 Informaciones.    07/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

MANIFESTACIÓN DE POLICÍAS EN VITORIA TRAS EL FUNERAL POR LOS ASESINADOS EL

DOMINGO

MAS DE TRES MIL PERSONAS OBLIGARONA COLOCAR LA BANDERA NACIONAL A MEDIA

ASTA EN EL GOBIERNO CIVIL

VITORIA, 7 (INFORMACIONES par David Barbero).

Un centenar de policías armados participaron anoche en Vitoria en una manifestación tras el funeral por

los compañeros muertos el domingo en un atentado. En la manifestación participaron también numerosos

civiles que habían asistido a los funerales, lanzando gritos de «¡Queremos justicia, Gobierno culpable.

E.T.A. asesina!», «Franco, resucita, España te necesita» y «Menos amnistía, más jusíicia».

Asimismo, los manifestantes protagonizaron numerosos incidentes, llegando a romper las cristaleras de

algunos bares y agrediendo también a varías personas, entre ellas a un fotógrafo de Prensa.

Hacia las ocho de la tarde, en la catedral de María Inmaculada, de Vitoria, comenzaron los actos

religiosos del funeral de cuerpo presente por los dos policías que murieron en el atentado realizado el

domingo. La misa estuvo concelebrada por 24 sacerdotes. Asistieron el general inspector de la Policía

Armada, el jefe superior de Policía de Bilbao, el gobernador civil de Álava, e! alcalde de Vitoria, así

como autoridades civiles y militares. La iglesia estuvo totalmente abarrotada de público, calculándose en

unas tres mil las personas asistentes.

El teniente vicario castrense de la VI Región Militar, que pronunció la homilía, se refirió durante la

misma a las graves consecuencias en todos los órdenes de la violencia y el terrorismo, que es, según él, un

resultado de la crisis del sentido cristiano de la vida. Asimismo dijo que "el pueblo sabe que ningún otro

Cuerpo ha servido mejor que la Policía a la sociedad, en defensa del orden y de la Patria".

Finalizado el funeral, los restos de los dos policías fueron sacados por el pasillo central al exterior. En la

plaza se había congregado gran número de los asistentes a la misa, prorrumpiendo en gritos contra el

Gobierno y pidiendo la presencia del ministro del Interior, señor Martín Villa.

A continuación, se formo una manifestación que estaba encabezada por un centenar de policías armados,

los cua-les formaban una primera fila abrazados con otros jóvenes de paisano. En total, participaron en

esta manifestación unas tres mil personas. que se dirigieron hacia el Gobierno Civil En una de las calles

cercanas, un joven, desde uno de los pisos altos, gritó: "Gora E.T.A.", lo cual fue contestado

inmediatamente con gritos de condena por !os participantes, e incluso uno de ellos, de paisano, subió en

su persecución con una pistola en la mano. Un comandante de la Policía Armada intentó en varias oca-

siones detener la manifestación pidiendo, sobretodo, a los policías que abandonaran la misma, a lo que se

negaron todas las veces, hasta que, finalmente, cuando el grupo llegaba a la cuesta del Banco de España,

los miembros de la Policía Armada, ante la insistencia del comandante > de otros oficiales, abandonaron

la manifestación. Sin embargo, el resto de las personas continuaron la misma hasta llegar al Gobierno Ci-

vil. Una vez allí entonaron e! "Cara al Sol" y solicitaron que se hiciera justicia.

Ante la insistencia de los gritos de los manifestantes, el gobernador civil y el alcaide de Vitoria salieron al

balcón izando la bandera española, a media asta. Cuando éstos abandonaron de nuevo el balcón, los

manifestantes comenzaron a gritar «Crespón, crespón», por lo que, tanto el gobernador como el alcalde

volvieron a salir al balcón para colocar un crespón negro en la bandera española. Fue entonces cuando se

produjeron algunos incidentes y agresiones por parte de los manifestantes a otras personas que se

hallaban como meros espectadores, atacando también a un fotógrafo de Prensa, al que le quitaron los

rollos utilizados y destrozaron su cámara, mientras insultaban a todos los periodistas presentes.

El Consejo General Vasco ha condenado en un comunicado el atentado de Vitoria. El texto de la

declaración es el siguiente:

«El Consejo General Vasco ha sido informado del atentado de Vitoria, en el que han perdido la vida dos

miembros de la Policía Armada y han resultado heridos graves otros tres más. Con tal motivo quiere anite

todo expresar su sentimiento de condolencia a los familiares de las víctimas, y al mismo tiempo hacer

pública manifestación de su repulsa ante este acto y ante las manifestaciones de violencia de cualquier

signo que impidan la autentica pacificación de nuestro pueblo y la contsrucción democrática de su futuro

autonómico.»

 

< Volver