En Huelma y Jérez. 
 Entierro de los policías armados asesinados en Vitoria     
 
 Informaciones.    08/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

EN HUELMA Y JEREZ

Entierro de los policías armados asesinados en Vitoria

JAÉN, 8 (EFE).

AYER recibieron sepultura en la localidad jiennense de Huelma los restos mortales del policía, armado

don Miguel Raya Aguilar, asesinado el domingo en Vitoria.

A los actos fúnebres se sumaron la totalidad de los vecinos de Huelma, más de 6.000 habitantes, de la que

era natural el señor Raya Aguilar.

Anoche, el Ayuntamiento de Huelma, reunido en sesión extraordinaria, acordó hacer pública la repulsa

del pueblo por el criminal atentado, expresar el pésame del vecindario a los familiares y nombrar hijo

predilecto del pueblo al policía armado Miguel Raya Aguilar.

Por su parte, los dirigentes locales del P.S.O.E., P.C.E., U.G.T. y CC.OO. han remitido al alcalde un

escrito conjunto en el que hacen constar su repulsa por el atentado.

Los restos mortales de Miguel Raya llegaron a Huelma en un furgón, al que acompañaban los padres de la

víctima y varios hermanos, así como una gran cantidad de jefes, oficiales y números de la Policía Armada

y de la Guardia Civil,

EN JEREZ DE LA FRONTERA

En Jerez de la Frontera recibieron sepultura los restos mortales del policía armado don Joaquín Ramos

Gómez, asesinado en acto de servicio en Vitoria.

En la capilla ardiente, en el nuevo cuartel de la policía Armada, fue velado por sus compañeros y

familiares, mientras que se sucedían en la propia capilla varias misas de «corpore in sepulto».

A hombros de sus compañeros y de miembros de la Guardia Civil y de la Policía Municipal, envuelto el

féretro en la bandera nacional y seguido por una gran multitud, fue trasladado a la iglesia colegial, donde

el abad de la misma, acompañado por seis sacerdotes, concelebró una misa.

A la salida del templo, un grupo de personas entonó el «Cara al sol», mientras otros daban gritos de

«E.T.A. asesina» y gritos de «Viva la Policía Armada».

La organización E.T.A., al reivindicar el atentado del pasado domingo en Vitoria, donde murieron dos

Policías y otros tres resultaron gravemente heridos (ver INFORMACIONES de ayer), ha asegurado que

continuara la lucha y la realización de atentados similares contra las fuerzas del orden.

En explicaciones dadas posteriormente a la reivindicación, E.T.A. intenta justificar una vez más sus

acciones terroristas.

 

< Volver