El policía muerto en el atentado de Vallecas. 
 Enterrado en su pueblo  :   
 Los restos fueron trasladados de madrugada a la localidad alcarreña de Robledo de Corpes. 
 Pueblo.    02/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El policía muerto en el atentado de Vallecas

Enterrado en su pueblo

• Los restos fueron trasladados de madrugada a la localidad alcarreña de Robledo de Corpes

MADRID. (PUEBLO.)—E1 criminal atentado perpetrado ayer en Madrid contra dos miembros de la

Policía Armada, salvajemente tiroteados cuando se encontraban llevando a cabo su labor de vigilancia en

la zona de Palomeras, ha constituido un duro golpe para todos los miembros del citado cuerpo y demás

servicios policiales. Durante prácticamente toda la noche, los compañeros del policía fallecido, don Félix

García Alonso, le tributaron su último homenaje, acompañándole en la capilla ardiente instalado en el

hospital Gómez Ulla. Un tremendo dolor se veía reflejado en todos los rostros. Los restos mortales del

señor García Alonso salieron del centro hospitalario de madrugada, con destino a Guadalajara, donde le

fue practicada la autopsia y, posteriormente, a su pueblo natal, Robledo de Corpes, en la misma provincia,

donde esta mañana han recibido cristiana sepultura, en una impresionante manifestación de duelo.

A las honras fúnebres se unieron todos los habitantes de la pequeña localidad alcarreña, asistiendo, entre

otras personalidades, el director general de Seguridad, don Mariano Nicolás García, y el general inspector

de la Policía Armada, teniente general Timón de Lara, en unión del gobernador civil de Madrid, don Juan

José Rosón. En el funeral que se ofició por el eterno descanso del alma de Félix García Alonso, le fue

impuesta, a título póstumo, la medalla de oro al Mérito Policial. Nadie en Robledo de Corpes consigue

explicarse que alguien, criminalmente, haya cortado de raíz la vida de una persona que gozaba de la

amistad y el aprecio de todos sus paisanos.

Por lo que respecta al estado del policía herido, don Manuel Vázquez Blanco, que como se sabe fue

sometido a una difícil operación quirúrgica, siendo necesario extirparle un riñon, concretamente el

derecho, habiéndole afectado los disparos el hígado y el pulmón, parece confirmarse que experimenta una

ligera mejoría, evolucionando lenta y favorablemente esta mañana, dentro de la gravedad que revisten sus

lesiones.

De igual forma, parece ser que, como consecuencia del atentado, se han extremado las medidas de

seguridad en los miembros de la Policía Armada, habiéndose apreciado esta mañana un incremento de

personal en las patrullas que, en algunas ocasiones, han pasado de estar compuestas por dos agentes a ser

cuatro los que lleven el servicio. Este punto no ha podido ser confirmado oficialmente, existiendo también

la posibilidad de que este posible refuerzo se deba a una mayor presencia policial en la calle, en una

operación tendente a la captura de los desconocidos que dispararon ayer contra sus dos compañeros.

Nuevamente, las calles se han visto manchadas con la sangre de unas personas que fueron abatidas sin

darles ninguna posibilidad de defensa y que tan sólo hacían una cosa: cumplir con su deber. Quizá lo más

lamentable sea el realismo de la frase de un agente del orden que, desmoralizado y casi con lágrimas en

los ojos, afirmaba: «Es tal la reiteración de estos hechos que ya no pillan de sorpresa...».

A lo largo del día serán facilitados partes médicos sobre la evolución de las heridas del policía don

Manuel Vázquez Blanco, que sigue internado en las dependencias de cuidados intensivos de la clínica

Francisco Franco.

Por otra parte, continúan haciéndose públicos comunicados de diversos partidos políticos, en los que

expresan su repulsa por el atentado. Concretamente, Falange Auténtica, tras matizar que estas acciones no

tienen justificación, afirma: «Si el terrorismo blanco estableció un orden injusto, pudo en algún momento

justificar actos de desesperación, es hora ya de que desaparezca este terrorismo negro que amenaza con

extenderse a todo el país.» (Efe.)

Se ha reforzado la vigilancia policial en las calles de Madrid

El agente herido evoluciona favorablemente

 

< Volver