La capilla ardiente, en el Ministerio de Justicia     
 
 Ya.    23/03/1978.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

La capilla ardiente, en el Ministerio de Justicia

Paco después de las ocho de la tarde de ayer quedó instalada la capilla ardiente de Jesús Haddad, director

general de Instituciones Penitenciarias, en el salón de actos del Ministerio de Justicia.

A las nueve menos cuarto el capellán de Instituciones Penitenciarias celebró una misa "corpore in

sepulto" a la que asistieron, además de la esposa del fallecido, el ministro de Justicia, Landelino Lavilla,

el subsecretario del Ministerio, señor Díaz-Ambrona. y otros miembros del Departamento, así como el

diputado Gregorio Peces Barba, el secretario de Estado para la Función Pública, señor Graullera; el

presidente de la Audiencia Nacional, Rafael Mendizábal Allende, y el subgobernador de Madrid entre

otras personalidades.

Poco antes de iniciarse la misa, el ministro de la Presidencia, señor Otero Novas, visitó la capilla ardiente,

aunque se vio obligado, por compromisos, a partir inmediatamente. Asimismo, el gobernador civil de

Cádiz, José María Sanzpastor Mellado, íntimo amigo de la víctima, se trasladó a Madrid a] conocer la

noticia y permaneció en la capilla ardiente, tanto del Francisco Franco contó en el Ministerio de Justicia.

Por otra parte, una secretaria del fallecido dijo que éste se negaba a llevar escolta porque pensaba que si le

querían matar sólo se conseguiría que muriesen también ellos. Añadió que el señor Haddad había

accedido al cargo de director general de Prisiones con gran ilusión y que trabajaba con entusiasmo en la

reforma penal. "Esta misma mañana se iba a trasladar a Málaga para participar en el tradicional acto de

liberar un preso, que se celebra a en esta ciudad el Miércoles Santo."

 

< Volver