Durante una manifestación no autorizada. 
 Siete policías heridos en los incidentes de anoche en Pamplona     
 
 ABC.    05/08/1978.  Página: 47. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

DURANTE UNA MANIFESTACIÓN NO AUTORIZADA SIETE POLICÍAS HERIDOS EN LOS

INCIDENTES DE ANOCHE EN PAMPLONA

Pamplona, 5. (Servicio especial.) Dos manifestantes detenidos y siete policías heridos de poca

consideración, es el balance de los incidentes registrados en la capital navarra en la tarde y noche de ayer.

A las doce de la noche el gobernador civil, don Eduardo Ameijide Montenegro, se reunió con los

informadores para darles a conocer los detalles de estos incidentes ocurridos durante una manifestación,

no autorizada, que había sido convocada por las gestoras pro amnistía de Navarra, para protestar por el

traslado de varios presuntos etarras desde la cárcel de Pamplona a la de Burgos.

El señor Ameijide afirmó que facilitaría los datos que tenía en su poder, pero que invitaba a los

periodistas a contrastarlos con los que proceden de otras fuentes para que pudiesen lograr la máxima

objetividad en las informaciones: «El tema de Navarra nos atañe a todos —dijo— y los medios de

comunicación son el vehículo para reconducir los acontecimientos.?´

Según el relato del señor Ameijide, sobre las ocho de la tarde se formó una manifestación frente al

Ayuntamiento que, subiendo por la avenida de Carlos III, llegó hasta la puerta del Gobierno Civil en la

glorieta de General Mola. Una vez allí los manifestantes comenzaron a gritar a las Fuerzas de Orden

Público, que hacían guardia en el edificio, frases como «¡Que se vayan!». «¡Asesinos!» y «¡No a la ley

antiterrorista!»

Los policías no intervinieron en ningún momento, estando solamente alertas ante posibles acciones

violentas o peligrosas. Delante de la manifestación había una ´gran pancarta que decía «Traslados a

Burgos, no».

Los manifestantes, viendo que no obtenían ningún tipo de respuesta, se dirigieron hasta la plaza del

Castillo y colocaron la pancarta en el quiosco de la música.

En ese momento un grupo de manifestantes reconoció entre los espectadores a tres funcionarios del

Cuerpo General de Policía y se dirigieron hacia ellos en actitud de agredirles, llegando incluso a sujetar a

uno de ellos. Sus compañeros, como medida para evitar males mayores, hicieron tres disparos al aire, lo

que les permitió abandonar el lugar, ante el desconcierto de los agresores.

Inmediatamente, otro grupo de manifestantes volvió hacia el Gobierno Civil, construyendo, en la avenida

del General Franco, una barricada con maderas procedentes de una obra cercana. Esta barricada quedó

situada a unos cincuenta metros del Gobierno, lo que permitía a los manifestantes lanzar piedras contra

las fuerzas de orden público, el propio Gobierno y ¡os automóviles que circulaban por la zona. Los

manifestantes, enardecidos por la pasividad de la Policía, radicalizaron sus provocaciones de palabra y

obra, por lo que, tras los avisos reglamentarios, las F. O. P. procedieron a desalojar la barricada, que antes

de ser abandonada fue incendiada.

Cuando los bomberos intentaron acercarse para sofocar el incendio, fueron atacados por grupos de

manifestantes, por lo que las F. O. P. tuvieron que emplear ya pelotas de goma y botes de humo para

dispersarles. Antes de abandonar definitivamente su posición, los manifestantes cruzaron algunos coches

en la calzada, dirigiéndose posteriormente hacia el casco viejo de la ciudad, donde se disolvieron.

El gobernador civil hizo, por último, las siguientes precisiones: 1. La Policía sólo intervino cuando la

violencia de los manifestantes creció peligrosamente, aguantando hasta esa momento insultos, ataques y

provocaciones. 2." Los detenidos lo fueron cuando, parapetados tras un coche, atacaban con piedras a las

F. O. P. Los dos serán puestos a disposición del juez; y 3.° Los policías heridos pudieron ser curados en el

propio botiquín del Gobierno Civil.

Las F. O. P. que vigilaban el Gobierno estaban provistas de chalecos antibalas. A las diez de la noche

finalizaron los incidentes.

 

< Volver