Enfrentamientos entre fuerzas del orden y marineros. 
 Violencia callejera en Cádiz     
 
 Arriba.    29/03/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Enfrenamientos entre fuerzas del orden y marineros

VIOLENCIA CALLEJERA EN CADIZ

• Un policía armada y tres trabajadores resultaron heridos

• Los incidentes se originaron cuando la Policía intentaba disolver una concentración a la

entrada del muelle

CÁDIZ. (Resumen de agencias.)—Una serie de incidentes se han registrado a lo largo de la

¡ornada en la ciudad de Cádiz. con enfrentamiento entre trabajadores del mar y la fuerza

pública A consecuencia de los enfrentamientos ha habido cuatro heridos, leves salvo

complicaciones, según las primeras estimaciones.

Los incidentes se originaron ayer por la mañana, al circular insistentes rumores de que un

artefacto explosivo había sido colocado en uno de los 93 barcos que actualmente hay

amarrados en el muelle pesquero.

Estos buques se hallan amarrados a consecuencia de la huelga que mantienen desde hace

veinticuatro días los trabajadores del mar —marineros, rederos, cargadores, etc.—, alrededor

de 2.000 hombres en total, al no encontrarse ninguna fórmula entre los representantes de los

trabajadores y de los armadores con vistas al convenio colectivo.

Ante los rumores del presunto artefacto en uno de los pesqueros, la Guardia Civil procedió al

desalojo de! muelle pesquero y estableció unos controles para permitir la entrada al recinto

solamente a aquellos trabajadores que tenían que desarrollar alguna actividad laboral dentro de

la zona, a los que se facilitaron unos pases especiales.

A la entrada del muelle se concentraron unos doscientos trabajadores de los que se hallan en

huelga. La Policía Armada, que se hallaba en el lugar, les explicó las medidas de precaución

adoptadas, e incluso les informó que éstas no tenían relación directa con la huelga ni con las

negociaciones para el convenio, por lo cual les invitó a disolverse.

Se cree que los trabajadores interpretaron que su ausencia del muelle podría dar lugar a que

algunos barcos de los amarrados procediesen a desamarrar y a hacerse a la mar con

tripulaciones llegadas de otros puertos. Entendiéndolo así, los concentrados se negaron a

obedecer la orden de disolverse que les dio la Policía y esto dio origen a los incidentes.

Desórdenes generalizados

La Policía dio a los concentrados un plazo prudencial para que se dispersasen, pero al no

ocurrir así efectuó una carga Comenzaron así una serie de enfrentamientos que se prolongaron

hasta últimas horas de la tarde entre las Fuerzas del Orden Público y los trabajadores,

sumándose a éstos posteriormente otros grupos de obreros ajenos a la zona portuaria.

Las Fuerzas del Orden dispararon bolas de goma y arrojaron botes de humo, en tanto que los

manifestantes respondían formando barricadas con vehículos estacionados en la vía pública y

arrojando piedras contra los miembros de la Fuerza Pública.

Más de diez coches y un autobús fueron cruzados en diferentes calles próximas a la plaza de

San Juan de Dios, calle Plosia y Convento de Santo Domingo. Ardieron cinco de los

automóviles estacionados en la calle y asimismo se originó otro incendio, sofocado pronto por

los bomberos, en un almacén de efectos navales de la citarla calle Plosia.

Ante los desórdenes generalizados fue cortado el tráfico por toda la zona de entrada al casco

viejo de la ciudad, mientras la Policía acordonaba los accesos a la misma.

El balanca de heridos, todos ellos leves salvo complicaciones, ha sido de cuatro personas, una

de ellas un miembro de la Policía Armada, cuyo nombre no ha sido revelado Los otros tres

lesionados como consecuencia de los enfrentamientos y desórdenes callejeros han sido los

siguientes: José Franco Reina, obrero portuario, de treinta y ocho años, casado, que sufre

lesiones en el hipocondrio derecho; Manuel Iglesias González, trabajador portuario también,

presentando lesión en clavícula izquierda, y Agustín Rodríguez González, asimismo,

trabajador, que resultó lesionado en diferentes partes del cuerpo. Los tres, así como el policía

armada, fueron atendidos en el Hospital Provincial «Mora», donde los facultativos calificaron de

leves, salvo complicaciones, las lesiones que presentaban.

Información del Gobierno Civil

Fuentes del Gobierno Civil de Cádiz manifestaron a Europa Press que hacia las ocho de la

noche de ayer los incidentes registrados en la ciudad habían remitido considerablemente, y que

se esperaba que en la hora siguiente se controlaría totalmente la situación.

Las mismas fuentes indicaron que los desórdenes se iniciaron poco después de que fuerzas de

la Policía Armada desalojaran a un numeroso grupo de personas que se encontraban en el

muelle de Cádiz, porque se tenía la sospecha de que elementos integrados en el grupo y

ajenos al conflicto pretendían incendiar o volar algún barco.

Momentos después de disolver a los reunidos, grupos de jóvenes lanzaron cócteles molotov en

diversos puntos de la ciudad, y prendieron fuego a cuatro automóviles y a un almacén, en cuyo

interior se registraron daños materiales de es-casa consideración.

A raíz de los incidentes, la Policía detuvo a José Pérez Lungo. nacido en 1959, aprendiz de

albañilería y delincuente común contra la propiedad, asi como a Joaquín Diez Tirón, nacido en

el mismo año marinero manipulador, y con antecedentes por reyerta.

A las seis y media de la tarde, e! Gobernador Civi| de la provincia se reunió con representantes

de los pescadores y de los armadores, con quienes trató de encontrar una solución al

problema. Según un portavoz del Gobierno Civil, los trabajadores desean negociar, mientras

los armadores han mostrado una actitud «dura». Para las ocho y media de la noche de ayer

estaba prevista una nueva reunión de la primero autoridad provincial con representantes de las

dos partes afectadas.

El mismo portavoz indicó que en los graves incidentes ocurridos ayer han participado un gran

número de personas que no pertenecen al sector pesquero.

 

< Volver