Cede la tensión. 
 El conflicto con la policía, en vías de solución     
 
 Informaciones.    06/09/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL CONFLICTO CON LA POLICIA, EN VIA DE SOLUCION

MADRID, 6 (INFORMACIONES).

HA cedido visiblemente la tensión en el conflicto de la Policía tras el encuntro de ayer en la Dirección

General de Seguridad. «Cabrerizo no ha presentado la dimisión. Sígue siendo el presidente de la

Asociación de Madrid y de la Nacional», dijeron a INFORMACIONES por teléfono desde la sede de la

Asociación Profesional de Policías de Madrid.

La noticia de la dimisión del señor Cabrerizo fue distribuida a las siete y treinta y seis de la tarde por la

agencia Europa Press, citando a (medios próximos al Ministerio del Interior»; sin embargo, la propia

agencia indicaba a continuación que «un miembro de la Asociación había respondido a una pregunta de

Europa Press que no era cierto. Al señor Cabrerizo no hubo forma de localizarlo, para que él mismo diera

su versión del rumor. Había tenido que retirarse por motivos familiares.

La supuesta dimisión del presidente de la A.P.P. se interpretaba como un síntoma de la solución del

conflicto, asi como la también supuesta dimisión del señor Dafauce, presidente de la Asociación de

Bilbao.

Los medios informativos esperaron durante toda la tarde una nota, que se había anunciado haría pública la

Asociación Profesional de Policías, en la que se contestaría de alguna forma a la rueda de Prensa

celebrada el martes por el ministro del Interior, v en la que se expondría cómo estaba la situación después

de la reunión celebrada al mediodía de ayer con el director general de seguridad. Sin embargo, después de

la reunión que ayer por la tarde celebraron varios miembros de la Junta Nacional con los asesores

letrados, fuentes de la A.P.P. dijeron a INFORMACIONES que se había relegado la redacción de la nota

y que únicamente se había tratado del recurso que, en su momento y dentro del más estricto respeto a la

ley, se interpondrá en su día contra las sanciones.

La entrevista mantenida con el director general de Seguridad la calificaron —las mismas fuentes— de

cordial. «La amabilidad —añadieron— ha sido la nota, más destacada por ambas partes.» Como

adelantábamos ayer, en la entrevista con el director general, que duró cuatro horas, no estuvieron

presentes el presidente nacional, señor Cabrerizo, ni el presidente de la Asociación Regional de Bilbao,

señor Dafauce, ambos sancionados. Su ausencia se interpretó como una muestra de la voluntad de diálogo

por parte de la Asociación con la Dirección General.

El vicepresidente nacional de la Asociación, señor Solsona, comentó a la salida de la reunión que el

director general se había reiterado en lo expuesto el día anterior por el ministro del Interior de que las

sanciones seguirían adelante, aunque se darían todas las facilidades posibles en la práctica de las

diligencias que puedan llevar a la verdad de los hechos. Asimismo señaló el señor Solsona que, caso de

que los expedientes no fueran sobreseídos, la Asociación prestaría el máximo apoyo, dentro de los cauces

legales, a los sancionados. «Mientras no se sepa el resultado del expediente —añadió—, recurriremos a la

vía administrativa, y si es preciso se llegará al contencioso.

LAS ESCUCHAS TELEFÓNICAS

En la conversación se abordo también el tema de las escuchas telefónicas en el Ministerio del Interior. El

mismo señor Solsona manifestó que «la Asociación Profesional de Policía niega la existencia de tales

escuchas y no tenemos un conocimiento oficial de las mismas ni la Junta Nacional ni la de Madrid».

Por su parte, el director genera] de Seguridad comentó la entrevista con los miembros de la Junta

Nacional de la A.P.P., indicando que no había habido tensión en ningún momento y que se habían

intercambiado criterios para adoptar actitudes responsables. «Hemos hablado —dijo— de muchos temas:

problemas que afectan a la A.P.P., de las escuchas, de las sanciones, etc. En este caso, la Policía tiene un

reglamento y se está aplicando sin más.» «Espero — concluyó— que esta situación nos sirva de reflexión

para que, en lo sucesivo, sepamos dónde empiezan y acaban las responsabilidades de cada uno.»

Sobre el Reglamento de ¡a Policía Gubernativa, comentaron en medios próximos a la Asociación a

INFORMACIONES que databa de antes de octubre de 1975. Asimismo indicaron las mismas fuentes que

la serenidad y la normalidad era absoluta entre los miembros de la Policía y que en ningún momento se

había hablado de plante. «Le puedo asegurar a usted que jamás se ha hablado de plante.» Finalmente,

señalaron que los componentes de la Junta Nacional habían regresado, tras la reunión con los asesores, a

sus respectivos lugares de residencia.

EL P.S.O.E., DE ACUERDO CON MARTIN VILLA

Para tratar precisamente de la situación creada por la Policía y los diversos efectos que han tenido en la

opinión pública los comunicados de sus asociaciones profesionales, el ministro de1 Interior, señor

Martín Villa, se entrevistó ayer con el presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, señor Mugica

Herzog, secretario a su vez de Relaciones Políticas del Partido Socialista Obrero Español.

Puentes del P.S.O.E. informaron que el señor Mugica planteó al ministro del Interior una doble

consideración del tema en sus aspectos profesional y político. El tema se debatió durante la reunión de la

ejecutiva del P.S.O.E.

Desde el primer punto de vista, el Cuerpo de Policía, como entidad de funcionarios a través de sus

órganos sindicales, puede plantear y negociar reivindicacion es propias como condiciones y medios de

trabajo, seguridad social, asistencia, no discriminación con otras categorías de funcionarios, etc.

En el plano político — añadieron las mismas fuentes — hay que denunciar las críticas irresponsables a las

instituciones y a las fuerzas democráticas. «Estas críticas son manipuladas por elementos de extrema

derecha, quienes, a la vez que provocan la desestabilización, tratan de perturbar la nueva imagen de la

Policía al servicio de la comunidad y de las libertades.» El señor Mugica insistió en que es necesario

aplicar sanciones a los elementos «ultras que hayan manipulado la actual situación.

 

< Volver