Autor: Poch, Juan F.. 
   Incidentes en el funeral por el policía muerto en Barcelona     
 
 ABC.    30/08/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

INCIDENTES EN EL FUNERAL POR EL POLICÍA MUERTO EN BARCELONA

Barcelona, 29. (Servicio especial.) Incidentes callejeros se han producido en este mediodía en Barcelona a

la salida de los funerales en sufragio del policía Luis Antonio Rodríguez García, de veintitrés años, en el

acuartelamiento de la Policía Armada de la barriada de la Verneda. Después de la salida del furgón donde

eran trasladados los restas mortales de Luis Antonio Rodríguez García, las autoridades barcelonesas

abandonaron el recinto, siendo el primero en partir el automóvil en el cual viajaba el presidente de la

Generalidad, Josep Tarradellas.

Al llegar el vehículo del señor Tarradellas a la calle, se escucharon varias voces destempladas en contra

del presidente de la Generalidad, y varias personas, rompiendo el cordón policial, dando muestras de gran

agitación, se precipitaron sobre el coche, en cuya capota y carrecéría dieron varios golpes con las manos,

a la vez que dos hombres, de edades comprendidas entre los cuarenta y cuarenta y cinco años, trataron de

volcar el coche presidencial.

Retirados por los agentes de la Policía Armada aquellas personas, concluyó el Incidente, que no volvió a

repetirse con las restantes autoridades que asistieron al funeral.

Al preguntarle al gobernador civil, señor Belloch, su impresión sobre los hechos ocurridos al final del

funeral respecto al señor Tarradellas, nos dijo: «El hecho de que Tarradellas haya estado allí, junto a las

Fuerzas de Orden Público, revela una conducta tan congruente, tan sólida y tan valiente, que aunque sólo

fuera por eso, merece no solamente respeto, sino también agradecimiento. Tarradellas no sólo ha

pronunciado palabras y ha hecho declaraciones que ya por sí solas son de agradecer, sino que su presencia

allí constituye una actitud personal clara y de un valor enorme. El gobernador nos dijo finalmente: «Por

eso lamento las actitudes que allí se han producido. Tarradellas ha hecho dos cosas hoy: una declaración

clara v tajante contra los asesinatos y luego Ir personalmente a dar el pésame a los familiares del policía

asesinado. Y eso no sólo son palabras; son actitudes muy claras y congruentes, serias y sólldas.—Juan

POCH SOLER.

EL FUNERAL

Las exequias fúnebres se han celebrado en un ambiente de gran emotividad y una cierta tensión en la

capilla del acuartelamiento de dicho Cuerpo en la Verneda.

El teniente vicario castrense hizo una glosa del Evangelio según San Juan, capítulo sexto, que trata de la

resurrección de Lázaro.

Fueron impuestas con carácter postumo diversas distinciones al extinto, la placa de oro al mérito policial,

la cruz con distintivo rojo de la Orden del Hérito del Cuerpo de la Guardia Civil y la Gran Cruz del

Mérito Militar con distintivo blanco.

 

< Volver