Carta con remite     
 
 Diario 16.    30/10/1978.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Carta con remite

Vengan de donde vendan, las bombas terroristas hoy en España van siempre al mismo sitio: al corazón de

la democracia. Esto las define. La prensa, es decir, la libertad, les duele u unos cuantos artilleros de

buhardilla, que intuyen que la libertad de treinta y cinco millones de españoles les pone en el lugar que les

pertenece, que es el de las cunetas y los basureros de la historia.

Tres trabajadores de. "El Pais" han caído esta mañana heridos —dos de ellos gravísimos— por un paquete

postal asesino. Gallarda manera de luchar políticamente la de quienes lo pusieron el el buzón. Sean

quienes sean, provengan de donde provengan, mantengan las ideas —es un decir— que pretendan

mantener, hay en ellos, en

MI acto, un remite inequívoco, un auténtico sello de identidad. Inútil que se pongan siglas. Su programa

está todo contenido en sus actos.

El atentado contra "El Papus", que se llevó a un trabajador; el asesinato de Portoll en Bilbao, el atentado

contra D16 y éste ahora que acaban de infligir a «El País» en la carne de tres de sus trabajadores, son ya

una cadena con eslabones perfectamente orientados. Quieren silenciar la voz de la libertad. pero sólo

conseguirán darle mayor fuerza. En la batalla por la democracia española, la prensa va añadiendo a su

función específica unas razones adicionales escritas con sangre. Nos están amargando nuestro camino,

pero, al mismo tiempo, nos demuestran que no hay otro.

 

< Volver