Con grandes medidas de seguridad. 
 Se celebró el consejo de guerra contra Sagaseta     
 
 Diario 16.    08/11/1978.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

20 / sociedad/cultura

Con grandes medidas de seguridad

Se celebró el consejo de guerra contra Sagaseta

VITORIA. 8 (Corresponsal D16).—A las once y seis minutos de la mañana da ayer dio comienzo el

consejo de guerra contra el actor Ramón Sagaseta en el acuartelamiento del AME-6, situado en la zona

militar de Araca-Gamarra, de esta ciudad, consejo de guerra que puede ser histórico en la evolución

política del Estado español si, como se espera, es el último que tenga lugar contra uti civil.

Grandes medidas de seguridad

Mucho antes de esa hora se establecieron grandes medidas de seguridad en el perimetro de las

dependencías militares a cargo del Ejército y en las proximidades por Fuerzas de Orden Público,

reforzadas con un helicóptero policial que estuvo volando constantemente sobre la zona

El control para el acceso al recinto militar donde se celebraba la vista también fue muy severo y

restringido, ya que solamente se permitió entrar a la» treinta primeras personas que llegaron después de

haber acreditado sobradamente su identidad. Hay que anotar la presencia en la sala del consejero de

Cultura del CGV, señor Maturana.

El juicio

Se inició la vista de la causa con la lectura de los cargos que se le imputaban a Ramón Sagaseta, miembro

de las Juventudes Maoistas , a quien se le acusa de presunto delito de injuria» a la bandera por haberse

limpiado el sudor cuando participaba en la representación teatral "Vamos a contar mentiras", con el grupo

pamplónica Lagunak, el pasado 3 de enero, en e! polideportivo del barrio vitoriano de Zaramagu.

Seguidamente intervino el único testigo, un policía de paisano que presenció la referida representación.

En sus conclusiones definitivas la acusación castrense mantuvo su petición de dos años de reclusión.

mientras el abogado encargado de la defensa solicitó la libre absolución, por interpretar que no ha existido

ultraje a la bandera al no darse las condicionantes de intencionalidad, móvil perverso y criminal. El caso

quedó visto para sentencia a las 12,28, pero Ságasela no se acercó a la salida hasta veinte minutos

después, momento en el que comenzaron a concentrarse en la puerta más efectivos de las POP.

Mitin no autorizado

Ante la aparición de Sagaseta se intentó celebrar un acto político, que sólo se inició, ya que la Policía

obligó a disolverse en cinco minutos a los dos centenares de personas de las cuatro provincias vascas que

se habían concentrado allí. No se registró incidente alguno.

Se espera que hoy se dé a conocer el fallo del consejo, que no será firme hasta tanto no sea ratificado por

el capitán general de la VI Región Militar.

 

< Volver