El señor Solís preside la clausura del Consejo Económico Provincial de Castellón     
 
 ABC.    25/11/1959.  Página: 59. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

A B C. MIERCOLES 25 DE NOVIEMBRE DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59

EL SEÑOR SOLIS PRESIDE LA CLAUSURA DEL CONSEJO ECONÓMICO PROVINCIAL

DE CASTELLÓN

Subraya la importancia de la proyectada canalización del Bajo Ebro, que regaría treinta mil hectáreas

DIALOGO DEL MINISTRO CON LOS DIRIGENTES POLÍTICOS Y ALCALDES DE TODA LA

PROVINCIA

Castellón de la Plana 24. Se ha celebrado la clausura del Consejo Económico Sindical Provincial bajo la

presidencia del1 ministro secretario general del ´Movimiento, don José Solís.

Abierta la sesión, el vicesecretario de Ordenación Económica y secretario del Consejo, Sr. Villalba, dio

lectura a la moción que representan los pueblos afectados por el proyecto del Canal del Ebro. A

continuación habló el delegado provincial de Sindicatos, señor Cobrián, y después el gobernador civil,

señor Serrano Montalvo.

DISCURSO DEL SEÑOR SOLIS

El ministro secretarte general del Movimiento, don José Solís, pronunció un discurso a continuación.

Manifestó que después de la reunión del día anterior con los mandos sindicales y el Consejo Provincial, a

los que acompañaban todos los alcaldes y jefes locales de la provincia, hábia tenido ocasión de leer las,

conclusiones del Consejo Económico, advirtiendo que entre todas ellas aquella relacionada con la

canalización del Bajo Ebró, que regaría en principio más de treinta mil hectáreas de tierras castellonenses,

le parece "singularmente importante. -"Estoy seguro—-añadió—de que las promesas´ deí ministro de

Obras Públicas serán una realidad en este asunto." ´

Luego e1 Sr. Solís dijo que la productividad y las relaciones humanas son cuestiones que se han abordado

en el Consejo, y le parecía oportuno señalar que la productividad, según resulta-corriente oír, no se refiere

sólo a un mayor esfuerzo de los trabajadores del último escalón. La productividad nos obliga a todos: a

los políticos, cuyas funciones han sido -aceptadas voluntariamente y tienen que servir y no limitarse sólo

a ser servidos; a los empresarios, que tiene que establecer en sus empresas los nuevos métodos de

racionalización y renovar su utillaje en la medida posible; a los técnicos, que tienen que modernizar y

adaptar las técnicas de la producción, y a los trabajadores que han de rendir lo justo. En cuanto a las

relaciones, destacó que las buenas relaciones entre todos han de tener grandes repercusiones. Los

labradores apetecen un clima desconfianza para la productividad. Han de tener la seguridad de unos

precios remuneradores y deben disponer de unas organizaciones que les ayuden en cualquier momento a

resolver sus problemas. Así, sus ánimos libres de preocupaciones, se proyectarán ampliamente en una

actividad 4e rendimiento agrario tan necesaria para ellos.

Se refirió después el Sr. Solís al ultimo acto celebrado en el Palacio del Consejo Nacional, en donde el

Caudillo recibió el testimonia cíe las obras realizadas en todas ; las provincias durante estos últimos

veinte años, y señaló las dificultades que se opusieron al logro de estas obras, como la- herencia de una

España devastada por la, guerra, la declaración de la segunda guerra mundial, y el cerco económico

impuesto injustamente por el mundo a nuestra Patria, y _la retirada de los embajadores. Aterra mirar a ese

pasado "y sin embargo la obra gigantesca realizada pudo hacerse y aquí estamos. El Sr. Solís afirmó que

este milagro se debió a -la resolución del pueblo español por vivir en paz, comiendo en esos años pan que

no era pan, y utilizando materias primas que no eran materias primas, con tal de defender su derecho a

vivir mejor y estar unidos. En otros tiempos, también había Ayuntamientos y Diputaciones, pero faltaba

la unidad necesaria a los españoles y faltaba Franco para hacer eso posible. Ahora—añadió el Sr. Solís—

todo ha .acabado. El mundo nos abre sus puertas y hemos iniciado una intensa colaboración con distintos

organismos internacionales. Nosotros,- la Organización Sindical, fuimos los pioneros de esta

colaboración, poniendo en manos del Gobierno hace unos -años un informe para esta incorporación a

Europa» Sabíamos que se había operado una luirte •evolución económica y no queríamos perder la´

oportunidad para España como en el ligio pasado perdió España su incorporacion a tiempo a la revolución

industrial.

Manifestó a continuación el Sr. Solís que en los años pasados" algunos comercian-tes desaprensivos se

habían comportado da manera antisocial, pero esto no quiere decir que tuviéramos, que liquidar el

comercio.El comercio es una pieza "insustituible en e1 mecanismo de las relaciones entre producción y

consumo y, afortunadamente, hay muchos comierciantes honestos encuadrados en la Organización

Sindical.

Después, el Sr. Solís se felicitó por esta unidad visible en el Consejo, donde hay nombres de distintas

procedencias, profesiones y ciudades. Tener la seguridad—concluyó el ministro—;de que el -Gobierno

´verá estas conclusiones con interés y el Caudillo as estudiará con el cariño y la ilusión que poné siempre´

en el sagrado interés de ía Patria. El ministro, que fue interrumpido con aplausos en numerosos pasajes de

su discurso, fue ovacionado al final.

CON LOS PRESIDENTES Y VOCALES DE LAS COOPERATIVAS

Terminado él acto del teatro Principal, las autoridades nacionales y provinciales se trasladaron al local

donde están instaladas las oficinas de la Unión Territorial de Cooperativas del Campo.´Allí;el ministro

departió breves instantes con los presidentes y vocales de las Cooperativas de la ; provincia.

Finalizada esta reunión, el .ministre se trasladó a.la costa de Azahar cercana al distríto marítimo de la

capital, donde visitó detenidamente la Residencia que ha consruído en aquellos maravillosos parajes el

Sindicato de Transportes para,sus afiliados.

A las dos De la tarde, "en el salón de acto* de recepciones -del Ayuntamiento, fue servido un almuerzo en

honor del ministro.

Don José Solís Ruiz emprendió esta tarde´ viaje de regreso a Madrid por carretera—Cifra.,

 

< Volver