Autor: Rodríguez, Carlos. 
   La política y los días     
 
 Arriba.    23/10/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CARLOS RODRIGUEZ

LA POLÍTÍCA

y los días

No se trata sólo de superar la crisis económica, sino de conseguirlo de manera que se consolide la

democracia, esto es, que se encamine «la sociedad española hacia un futuro de libertad y progreso». A

esta finalidad quiere servir el acuerdo alcanzado en la Moncloa por todos los partidos políticos con

representación parlamentaria y cuya solemne firma, prevista para las catorce horas del próximo martes,

tendrá la fuerza plástica de un consenso nacional en el que los sectores políticos de la Izquierda, el centro

y la derecha subordinan sus intereses partidarios al común propósito de servicio al pueblo español.

El acuerdo ha sido laborioso y erizado de dificultades, como es lógico que suceda cuando se discute con

seriedad y desde el propósito de respetar lo pactado. Tampoco sería razonable esperar, de las centrales

sindicales y de las organizaciones empresariales, aquiescencias fáciles ni declaraciones retóricas. Cada

parte lucha por defender el máximo posible de sus ideas e intereses. En un clima democrático, las

negociaciones suelen ser muy duras; pero el compromiso es la esencia del sistema de libertad, Los pactos

sellados por la fuerza duran lo mismo que la fuerza que los impone. Los compromisos alcanzados

mediante la libre discusión son, en cambio, duraderos y eficaces. Si el pacto libre, el compromiso de la

Moncloa se firma, como ya parece muy probable, dará salida a los más acuciantes problemas económicos

del país y lo hará sin que tengamos que renunciar a la forma digna y civilizada de convivencía que, por

fin, hemos logrado.

En la medianoche del viernes, al anunciar al país el acuerdo, las pantallas de televisión nos trajeron una

nueva imagen del profesor Fuentes Quintana. Pese al cansancio de los últimos trabajos, había en la

decisión de su voz, en la energía de los ademanes y en la expresión del rostro, signos de evidente

optimismo. El profesor ho librado una larga batalla y ha conseguido sacar adelante su tesis de la

economía social de mercado. Es indudable que el programa pluripartidario va más allá de los

presupuestos del centro y que puede ser calificado, con justicia, como un programa económico de centro-

izquierda.

Mientras, prosigue la doble batalla integradora del Estado español: en el interior, mediante el proceso

autonómico, y en el exterior, a través del acercamiento a las instituciones europeas. Ayer, el presidente

Tarradellas completó su toma de contacto con los poderes del Estado, girando cordiales visitas de gratitud

al Rey y al Presidente de| Gobierno. Hoy, Josep Tarradellas verá realizado su sueño vital e infinidad de

catalanes, de todos los partidos e ideologías, darán rienda suelta a su emoción. Tienen motivo sobrado

para ello, porque fian sido capaces de recuperar la autonomía de Cataluña con el solo uso de los dos

medios más dignos de la acción política: razones y votos. En Baleares, el Ministro para las Reglones,

Clavero Arévalo, se entrevistaba con los parlamentarios del archipiélago y escuchaba, entre otras, la

propuesta de que se disuelva urgentemente la Diputación provincial y se sustituya por los Consejos

Generales de las islas.

Y el primer ministro belga, Leo Tíndemans, afirmaba de manera rotunda: «Es imposible decir no a la

solicitud de ingreso de España en la CEE.» Con problemas, pero rejuvenecido por la libertad y firme en

su propósito de conservarla, nuestro país avanza en todos los frentes que son, por fin, frentes pacíficos de

progreso y cambio.

 

< Volver