Comienza la XX Asamblea de la Unión Nacional de Cooperativas del Campo     
 
   15/06/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Comienza la XX Asamblea de la Unión Nacional de Cooperativas del Campo

Esta mañana, en una de las salas de juntas de la sede central de la Organización Sindical, ha comenzado sus tareas la XX Asamblea General de la Unión Nacional de Cooperativas del Campo, con asistencia de mas de un centenar de representantes de todas las Uniones Territoriales de España.

Presidió el subjefe nacional de La Obra Sindical de Cooperación, Don José Navarro Villodre, acompañado por el secretario general de la misma, don Mario Lanz Piniés: presidente y secretario de la Unión Nacional mencionada, don Fernando Muñoz Grandes y don José Martínez de Torres, y diverBOS miembros de su Junta, rectora, asi como representantes de las demás Uniones Nacionales de Cooperativas.

En primer lugar, el señor Muñoz Graades hizo un detallado resumen de la labor desarrollada por la Unión durante e1 último ejercicio, en el que se ha incrementado notablemente el número de entidades cooperativas en las cifras de producción de fas mismas que, accualmente, suman 6.026, distribuidas por todo el ámbito geográfico campesino español. Puso de relieve el gran movimiento registrado por las Cajas Rurales y las Cooperativas de Crédito integradas en la Unión, y cuya cifra se eleva a 1.622, y concluyó expresando el agradecimiento del cooperativismo agrícola español hacia los distintos departíunentos ministeriales y, especialmente, a la Organización Sindical, que tan decisivamente ha apoyado el auge de este movimiento.

A continuación la asamblea aprobó, por unanimidad, la memoria del ejercicio pasado que presentó et secretario general de IB Unión, señor Martínez de Torres, en la que se destaca, de manera especial, el singular Impulso adquirido por él cooperativismo agrícola .en el proceso de transformación e industrializacion de los prodúctos del campo i través de sos centenares de bodegas, almazaras, alcoholeras, fabricas de harinas y de conservas, molinos de piensos y pimentón, Meaderos de maíz, lecherías, cenios Algodoneros y de fermentacion de tabaco y otras Instalaciones.

Seguidamente, y dentro del orlen del día de la asamblea, fueron presentadas diversas mociones y propuestas concretas por los representantes de diversas territoriales, entre ellas, una de acusado interés de don Domingo Solis sobre la conveniencia de insistir en la promulgacíón del estatuto de régimen fiscal de las cooperativas prepuesta que suscitó un animado debate.

La asamblea suspendió sus trabajos a las dos de la tarde para que todos tos participantes en ella pudieran asistir a la imposición de insignias de la Cooperación y del Mérito Agrícola al presidente de la Unión Nacional, don Fernando Muñoz Grandes.

IMPOSICIÓN DE INSIGNIAS

la imposición de las insignias de la medalla de oro cié la Cooperación y de la Encomienda de número de la orden civil del Mélito Agrícola a don Fernando Muñoz Grandes presidente de la Unión Nacíonal de Cooperativas del Campo, la efectuaron el vicesecretario general del Movimiento, don Fernando Herrero Tejejor, en nombre del ministro secretario general del Movimiento, señor Solis, y el subsecretario de Agrícultura, don Santiago Pardo Canalís, en el del titular del Departamento, señor Cánovas, en presencia del capitán general don Agustín Muñoz Grandes, hermano del homenajeado, así como del inspector asesor general de Sindicatos, don Roque Pro Alonso; los vicesecretarios nacionales de la Organización y otros dirigentes sindicales y representaciones.

El señor Navarro Villodre hizo el ofrecimiento de las insignias en nombre de cuantos se encuairán en, la gran, familia del cooperativismo agrario espafiol, a cuyo ser ñ ció e! señor Muñoz Grandes ha dedicado más de treinta años de vida, apretada y fecunda.

A continuación el señor Pardo Canalis destacó los grandes merecimientos que concurren en el homenajeado, y que le han hecho acreedor a estas preciadas distinciones, entre las que destacan su hombría de bien, su tenacidad incansable y su eficacia y espíritu de trabajo. Seguidamente, entre los aplausos de los asistentes, las señores Pardo Canalis y Herrero Tejedor impusieron las condecoraciones citadas, pronunciando don Fernando Muñoz Grandes unas emocionadas palabras de gratitud por el honor de que era objeto, y renovó su inquebrantable adhesión al Caudillo de España.

Fínalmente, el Vícesecretarío general del Movimiento expresó ni satisfacción por haberle correspondido el honor de imponer nía condecoración tan preciada al señor Muñoz Grandes, cuya vida, de intenso servicio a España y a la Organización Sindical destacó con palabras de sincero elogio.

 

< Volver