Autor: P. R.. 
   Los gesegés     
 
 Arriba.    20/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LOS GESEGES

Los gesegés, o sea. los GSG-9, son los nuevos dioses de este Olimpo de papel. Estaba la afición

discutiendo, como siempre, que si la Eme-30, que si el ^Piramidón* que hay que ver, sobre el ´Siglo

XXI, que también hay que ver, sobre el *Planeta*, sobre Curro Jiménez y sobre el Cipote de Archidona, y

llegan de Mogadiscio los 28 gesegés alemanes, y todo el personal que si te has fijado, que qué cosa, chica,

que ya era hora, que qué tíos, que quién los pillara, que con un par, que a ver si aprendemos, que si

patatin, que si patatán. Los «gesegés» sabían, antes de atacar el avión a lo que se exponían: a un libro de

Maya, a una película de Burt Lancaster y a una felicitación de Marcelino Óreja, Y. sin embargo,

cumplieron con su deber mientras la afición estaba en la cosa del orgasmo. Aquí el personal es muy

demócrata, pero le sale el harresolnismo y lleva a Skorzeny tatuado por dentro en una tetilla y tienen un

ramalazo germánico, aviso, que para eso hubo en Madrid un director de periódico qué se rindió mucho

después que Hitler.

Además, aquí —o sea. aquí— cada uno llevamos dentro, desde niños, un Roberto Alcázar que nos meten

con la trivalente. Incluso llevamos un Pedrin, sobre todo, los diputados por Santander. Somos

carpetovetónicos y harresolnianos puros. Lo que pasa es que no teníamos medios por lo de la pertinaz

sequía. Fraga consiguió importar unas porras eléctricas pegueñitas a pilas que eran una monería y

excitaban la libido, pero en seguída estalló ia democracia y como en las democracias hay que poner una

póliza para dar una bofetada, pues se acabó la tecnología, y por eso Rafael Ansón quitó a los hombres de

Harrelson de la programación y puso ballet, que así van ahora los manifestantes haciendo el ´pase a

quatre: Todo lo más, en materia de desalojos habíamos usado a Tierno, que tiene una argumentación

disuasoria poderosísima, pero al que le faltan bengalas. Lo de las bengalas cegadoras ha onubilado al fiel

lector que ha murmurado: Ostras, Pedrin», y cuando el fiel lector murmura •Ostras, Pedrin* es que va a

ganar Alianza Popular, aviso.

De todas formas, porque no han llamado a Juan José Rosón los de la Lufthansa. Por lo pronto, hubieran

salido todos, de uno en uno, y con los pasaportes en la boca, que es la manera civilizada de desalojar.

Además, en tiempos del Imperio, por falta de medios, hubieran sido hábilmente interrogados y, además,

inclusive, en caso de resistencia, estrechados a preguntas, que dice la Izquierda que eso del

estrechamiento sí que era emocionante. La Izquierda está muy cabreada con los hombres de Harrelson y

con los *gesegés» porque la Izquierda está siempre condenando a la violencia venga de donde venga,

sobre todo si viene de le Puerta del Sol, asi que con mucha más razón si viene de Mogadiscio, que hay

hematomas orgánicos inolvidables

Asi que, aviso, después de los »gesegés», aquí se va a llevar, a petición del personal, el harresolnismo otra

vez, el comeback y ´El espíritu de Mogadiscio» y a ti te encontré en la calle. El mismo martes. Iñigo traerá

a Fiesta» a uno de los 28 «gesegés» portador de bengalas eternas y lo pondrá, ante todo el país, delante de

un bunker y le dirá con un reloj en la mano:

—Hala, macho: tiene usted cuarenta años..,

r. R.

 

< Volver