El precio de la aceituna     
 
 ABC.    11/02/1959.  Página: 38. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

E PRECIO DE LA ACEITUNA

El jefe nacional del Sindicato Vertical del Olivo, D. José Navarro y G. de Canales, nos envíala siguiente nota;

"En el número de A B C correspondiente al día 10 de febrero se publica una nota con ei titulo "El precio de la aceituna", que considero interesante aclarar por si algún olivarero no se ha informado debidamente, por el "Boletín Oficial", de las normas dictadas por el Ministerio de Agricultura tendentes a defender los intereses de los productores a la hora de comercializar el fruto.

La nueva Ordenación de la Campaña Aceitera está orientada hacia la normalidad en la comercialización de este producto en un futuro inmediato y en esté momento transacional el Gobierno ha tomado las garantías precisas para defender los intereses de productores y consumidores. Por ello se establece la obligación de fijar un cupo de Entrega forzosa de aceite de oliva qué oscila entre un 30 y un 45 por roo de la producción, aproximadamente, según la fisonomía de la respectiva provincia productora.

Este cupo de entrega forzosa está amparado en la fijación del precio del fruto por la determinación del valor del mismo que realizan cada diez días las Juntas Locales de Fijación de Precios de Aceituna, en función del valor del aceite, su calidad y el rendimiento del fruto.

El cupo libre tiene como precio de garantía un precio superior al del cupo forzoso y por consiguiente en todo momento el agricultor conoce cuáles son los precios a que ha de vender su aceituna.

Pero lo más extraño del caso es que se alude en la nota a problemas planteados en

Benaffiejí (Córdoba), precisamente un término municipal que está retirando granad cantidades de aceituna adquiridas en la provincia, dé Málaga, suponemos que a precios interiores a los que rijen ene Benameji, toda vez que si el frutó sale de esta última provincia con destino a la de Córdoba deber ser porque en esta tiene una cotización superior a la de la provincia originaria."

N. de la R.

Agradecemos el envío de la nota anterior por lo que sin duda contribuirá a orientar a los olivareros que no están debidamente injormados—contó ocurre en el caso de nuestros comunicantes a que nos referíamos en el comentario que publicamos ayer—, sobre las normas dictadas en orden a la comercialización del fruto.

 

< Volver