Solís inaugura la I Asamblea de la Hermandad de Labradores  :   
 Discurso del ministro de Agricultura. 
 ABC.    26/02/1964.  Página: 39-40. Páginas: 2. Párrafos: 18. 

SOLIS INAUGURA LA I ASAMBLEA DE LA HERMANDAD DE LABRADORES

Discurso del ministro de Agricultura

La I asamblea general de la Hermandad Nacional de Labradores ha sido inaugurada ayer a. las once de la mañana en la sede central _de la Organización Sindical, bajo la. presidencia del ministro secretario general del Movimiento y delegado nacional de Sindicatos, don José Solís. Acompañaban al ministro en la presidencia el subsecretario de Agricultura, señor Pardo Canalís; el secretario general de la Organización Sindical, señor Lamata; el presidente de la Hermandad Nacional, don Tomás Allende; el director general de Coordinación Agraria y el de Economía Agraria y el secretario general técnico del Ministerio de Agricultura. En el salón de actos se concentraron unos quinientos congresistas venidos de toda España.

Inició el acto el señor Allende, quien hizo un acabado bosquejo de la situación actual en el campo español y de los problemas más acuciantes en el orden económico y social. Subrayó a continuación los acontecimientos producidos durante 1963, que han tenido más trascendencia en la agricultura española, destacando, entre otros, los siguientes: ante los problemas comunes, empresarios y trabajadores hablan ya el mismo idioma, olvidando actitudes anteriores; el Plan de Desarrollo va a incidir decisivamente en la situación agraria; la emigración de hombres del campo es progresiva y masiva. Aparte hay que considerar otros factores de influencia, como las catástrofes producidas por las circunstancias meteorológicas, el desbordamiento de los precios, la reforma tributaria, la ley de Seguridad Social y el decreto de Ordenacion Rural. Todo ello representa la obligación de tomar actitudes concretas, demostrativas de la voluntad y capacidad de los hombres del campo para participar activamente en las tareas ordenadoras de la agricultura.

Seguidamente, el ministro declaró abierta la asamblea y exhortó a los congresistas a producirse en sus intervenciones libremente, con claridad y sentido de la eficacia. El Plan de Desarrollo no puede ser una realidad sin la decidida participación del campo. Los congresistas tienen que demostrar que su elección ha sido acertada.

Después de las palabras del señor Solis, se inició el orden del día, con un amplio informe de las actividades de la Hermandad en 1963.

ABC.

Comisión se elaboraron no sólo las cifras, sino los criterios.

La política de precios en Agricultura ha de obedecer a un estudio profundo de los coates de producción, y si por cualquier circunstancia de orden político-social o incluso económico no pueda respetarse aquel principio, es evidente que de no arbitrarse pjedidas correctoras de los precios insuficientes de los productos básicos de nuestra Agricultura y Ganadería se destruiría el concepto de empresa económica y daríamos paso a. la aparición de una explotación regresiva, que tarde o temprano habría de morir por consunción. En definitiva, el conocimiento básico de los costes de producción y ai respeto ha de informar las decisiones administrativas. La política de precios ha de ir acompañada de una ordenación de cultivo.

Para que la actividad agraria constituya ona verdadera empresa, creo que el futuro debe depararnos una íntima colaboración entre las organizaciones profesionales aquí encuadradas y la Administración. Habría que apelar incluso a la creación de unas Comisiones consultivas en que, en estrecha anión, los representantes de las empresas y de los intereses sociales y económicos dialoguen abiertamente con la Administración, Así podremos considerar como viable la transformación de las explotaciones en empresas rentables.

Luego se refiere el ministro a las medidas que han Tenido adoptándose sucesivamente, y dice que los asambleístas no pueden ignorar que de los diez sectores más importantes de la producción ni uno soto ha dejado de ser objeto de retoque y regulación. Así se retocó d precio del trigo, el ¡del arroz, el vino, el aceite, etc., etc., y lo tousmo aconteció en el sector ganadero. Pero la acción administrativa—insistió el señor Cánovas—requiere para su eficacia ordenadora una amplia e intensa colaboración del principal actor de la vida económica: la empresa.

Después de su discurso, que fue largamente aplaudido al finalizar, don Cirilo Cánovas abandonó la Asamblea acompañado por el ministro secretario y las jerarquías que había ocupado la presidencia.

ESTUDIO DE PONENCIAS

Volvió a ocupar la presidencia d señor Solís, y empezó ía discusión de las ponencias. La de enseñanza y formación profesional fue aprobada tras breve debate. Muy discutida fue la denominada "Deliberaciones del grupo de trabajo de asuntos fiscales". E1 ministro secretario propuso que la Secretaría General de la Hermandad recoja ios puntos de vista expuestos a través de una hora de discusión y sean sometidos a los procuradores en Cortes para que éstos den forma en el Parlamento a los deseos de la Asamblea.

También fue muy discutida la ponencia titulada "Elección de presidentes de las Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias". Finalmente se acordó que pasara al próximo Congreso Sindical que ha de tratar él tema de las estructuraciones.

La ponencia IV, que se refiere a los problemas especiales de los trabajadores eventuales del campo, dio lugar a una viva discusión, en la que intervinieron más de treinta oradores.

Se acordó, a propuesta del señor Solís, que una Comisión reducida redacte hoy con la mayor concreción posible las aspiraciones que se determinan en esta ponencia, y cerca de las diez de la noche se levantó la sesión.

 

< Volver