Pedro Lamata toma posesión de la Secretaría General de Sindicatos  :   
 Presidió el acto el ministro secretario del Movimiento, acompañado de los ministros de Trabajo y Vivienda. 
 Pueblo.    24/02/1962.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

PEDRO LAMATA toma posesión de la Secretaría General de Sindicatos

Presidió el acto el ministro secretario del Movimiento, acompañado de los ministros de Trabajo y Vivienda

EN el salón principal de la Organización Sindical ha tenido lugar la toma de posesión del nuevo secretario general de Sindicatos, don Pedro Lamata. Presidieron el acto el .ministro secretario general del Movimiento, a Quien acompañaban los ministros de Trabajo y de la Vivienda, señores Sanz Orrio y Sánchez-Arjona, y el vicesecretario general del Movimiento, señor Herrero Tejedor, Estaban presentes en el acto delegados nacionales del Movimiento, dirigentes centrales de la Organización Sindical, presidentes de Sindicatos Nacionales, personalidades de la administración, de la economía y del trabajo y altos funcionarlos de la Organización Sindical.

En primer lugar habló el secretario general saliente, don Francisco Giménez Torres, quien

(Pasa a la pág. siguiente.)

PEDRO LAMATA

TOMA POSESIÓN DE LA SECRETARIA GENERAL DE SINDICATOS

(Viene Ae la pág. anterior.)

hizo un cálido recuerdo a su pasado político y combatiente COMO perteneciente a las jóvenes promociones de nuestra guerra de Liberación. Señaló las diferentes etapas de su servicio al sindicalismo y finalmente en la dura etapa al frente de la Secretaría General de Sindicatos. "Sin embargo, Pedro—dijo Giménez Torres—, en este momento inolvidable para mí de la despedida, mi profundo afecto a tu persona me obliga a decirte que quiza aún no sepas lo que se te viene encima. Vas a desempeñar uno de los cargos más difíciles y duros de la política española. A partir de hoy vas a conocer poco de todo eso tan querido que se llama esposa, hijos, amigos particulares, descanso, etc. A cambio de esa renuncia recibirás, con la íntima satisfacción del deber cumplido, la colaboración entusiasta y leal de todos tus subordinados, dirigentes o funcionarlos, de cuya competencia, honradez, lealtad y entrega al servicio tendrás cada momento al menos tantas pruebas como- he tenido yo."

A continuación habló Pedro Lamata, quien agradeció los elogios de su predecesor, señalando que si venía con jubilo e ilusión a esta casa, tan sólo una nube empanaba esta llegada,- y era el alejamiento de Giménez Torres, aunque estaba seguro que en cualquier caso siempre estarla a nuestro lado. Dijo a continuación que su último servicio a la Organización Sindical había sido fuera de nuestra Patria y que desde allí podían verse las cosas con mayor serenidad y a esto prepondero te clarividencia de nuestro ideario frente a la crisis- y a la quiebra de organizaciones e ideologías europeas. Ahora que estamos precisamente-dijo—cubriendo las últimas etapas de nuestro triunfo, es cuando no cabe en ningún momento el desaliento. Finalmente señaló que conocía la pesada carga que se depositaba sobre sus hombros, pero que estaba animado, de- una parte, por la ilusión de servir a la Organización Sindical en este difícil puerto, y de otra, por la confianza que se había puesto en él. Agradeció la presencia de los ministros y de tantos camaradas y amigos en este acto y testimonió, por último, su gratitud al ministro secretario y al Caudillo. Por último, el ministro secretario señaló que los relevos en esta casa tienen el signo de la cordialidad y del afecto. Hizo una semblanza de la personalidad de Francisco Giménez Torres, agradeciéndole su trabajo y su encada al servicio del sindicalismo. A Pedro Lamata le señaló las directrices que corresponden a esta etapa, que se abre con la celebración del II Congreso Sindical, y se extendió en los temas a tratar en ese Congreso para configurar las características de la acción futura.

Siempre como preocupación primordial—dijo—está la de crear esos dos millones de nuevos empleos que eviten la riada de trabajadores españoles hacia el exterior, porque en una gran parte es gente joven que España necesita en las tareas de engrandecimiento. A continuación dijo el ministro que hacia algún tiempo que Francisco Giménez Torres le venía pidiendo el relevo, y precisamente había ido demorando esta petición de Giménez Torres para dar cima a unas tareas Ahora era oportuno hacer este cambio para que el nuevo Secretario General recibiera precisamente del Congreso Sindical la panorámica política de! quehacer próximo. El ministro reiteró su afecto por ambas personalidades y se congratuló de la cordialidad aue todos expresaban en este acto al secretario saliente y al entrante. Finalmente expresó su fe en el sindicalismo como una gran solución española.

Todos los oradores fueron muy aplaudidos, y Giménez Torres y Pedro Lamata recibieron después, de todos los reunidos, cordiales manifestaciones dé afecto.

 

< Volver