Autor: Rodríguez, Carlos. 
   La política y los días     
 
 Arriba.    13/12/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

CARLOS RODRIGUEZ

LA POLÍTICA

y los días

Prácticamente se da por hecho que las elecciones municipales no se celebrarán —como hace ya tiempo se

anticipó en esta columna— antes del verano. Es de sentido común que tengan lugar en el marco de la

nueva Constitución que, según cálculos del poneltte Peces-Barba (PSOE), podría estar lista para

referéndum en mayo o junió próximos.

Contando con la pausa política de verano, octubre o noviembre son los meses en que cabe esperar el

cambio, por vía electoral, de municipios y diputaciones.

Sin embargo, casi todos los grupos políticos coinciden en que las actuales autoridades locales y

provinciales son fuente de graves conflictos, peligrosos para la estabilidad democrática. El reciente

episodio de Málaga ha sido un toque de atención al respecto. Las comisiones técnicas o gestoras son un

imperativo urgente.

Respecto a algunos cargos de alta representación, parece lógico que el Gobierno acuda a la designación

de personalidades afines. Se asegura en medios políticos que la sustitución del Alcalde de Madrid es

ahora inminente.

Para la gran masa de cargos locales y provinciales, en todo el país, se estima idónea la designación por

comisiones pluripartidarías, recurriendo, esencialmente, a expertos no vinculados de forma activa a los

partidos.

Mientras, crece el optimismo en el partido gubernamental UCD. El Ministro Otero Novas, considerado

del círculo íntimo del Presidente Suárez, afirmó durante el fin de semana en Lugo. «Puedo asegurar que

tenemos UCD para largo tiempo; otra cosa son los cambios ministeriales que. según las necesidades del

país, pueden producirse en cualquier momento.»

Ya se han disuelto, para fundirse en UCD conforme al deseo del Presidente, los partidos liberal de

Garrigues, socialdemócrata de Fernández Ordóñez y popular de Cabanillas. Ayer se esperaba, con casi

seguridad, que los demócratas cristianos de Alvarez de Miranda tomarían igual decisión.

Es muy posible que Suárez aprovecha lo tregua navideña para remodelar el Gabinete, aunque todo apunta

a que los cambios de titulares de cartera no serán numerosos. Se buscará, seguramente, mayor cohesión

en el equipo económico, algunos de cuyas discrepancias trascienden en exceso.

Las Fuerzas Armadas en el centro de la noticia

Los ataques que, desde sectores extremistas de uno y otro lados, se prodigan al Vicepresidente para la

Defensa, teniente general Gutiérez Mellado, son paradójicamente esclarecedores respecto a lo acertado de

su gestión. No le ha tocado al ilustre militar un trábalo fácil y está inviniendo en él, sin reservas, con

admirable entrega, todo su amplio crédito personal y profesional. Al menos dos cosas nadie puede

negarle: la primera, que es un militar de los pies a la cabeza, enamorado de su profesión y de patriotismo

intachable; luego, que se está comportando con un entendimiento noble y ajustado del alto «rol» que

corresponde a las Fuerzas Armadas en una sociedad democrática. Hay, en su comportamiento, una tercera

nota de diáfano evidencia, pero cuya revaluación escapa aJ ámbito social: su ostensible lealtad a !a

Monarquía y a to persona del Rey. El vespertino madrileño «DiarIo16» agregaba ayer, en su editorial,

otra apreciación notablemente valorativa del teniente general Gutiérrez Mellado, del que decía que «está

llevando a cabo la reforma militar con independencia incluso de poderosos centros de decisión de más

allá de nuestras fronteras».

 

< Volver