Ejecutados por los GRAPO, según fuentes policiales. 
 Oleada de atentados terroristas en vísperas de la campaña electoral     
 
 El País.    30/09/1982.  Página: 1,13. Páginas: 2. Párrafos: 15. 

Oleada de atentados terroristas en vísperas de la campaña electoral

Una cadena te explosiones ba sacudido varias ciudades españolas durante los últimos días, provocando ta

muerte de una persona en Castellón y numerosos datos en edificios e instalaciones pública y ni algunas

privadas. La mas grave ha sido la que volo la boya de amarre y descarga de fuel en las instalaciones de

Campsa en Badalona. Fuentes policiales consideran estos actos como una acción testimoniad de los

Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GUAPO), que anunciaran asi su regreso a la

actividad terrorista. Anoche, en Madrid, eran muy numerosos y risibles los controles policiales, tras las

explosiones de las calles Santa Engracia y Matilde Hernández.

Ejecutados por tos GRAPO, según fuentes policiales

Mi» de veintena artefactos hicieron explosión en Castellón —donde se produjo la única víctima mortal

Huelva, Badalona. Vigo. Córdoba. Barcelona. Mauro. Madrid. Sevilla, Valencia. Tarragona, Oviedo y

Leon y al menos otras cinco bombas fueron desactivadas por la policía en Badalona (dos), Madrid. Vigo y

Sevilla.

La oficina de Prensa del PSOE comidiera queja oleada de explosiones supone "un despliegue or-

ganizativo de envergadura de kn grupos anticonstitucionales. con fmet claramente desestabilizadores". y

reclama una información pública y urgente acerca de 1a» investigaciones practicadas EL PCE solicita al

Gobierno que ataje esta "ofensiva antidemocrática", destinada crear en todo el país "un clima de miedo, a

las puertas de la consulta electoral, y destaca que los GRAPO. "cuyas conexiones con sectores

involucioncitas son del dominio público", operan siempre en momento» de especial trascendencia política

para el país.

La boya de amarre y descarga de fuel de la Compartía Arrendataria del Monopolio de Petróleos. SA

(CAMPSA), en Badalona estalló el domingo aunque hasta ayer no se hizo pública. La nota de la

compañía desmiente las primeras cifras, que hablaban de 2.500 millones de pesetas en danos

mencionadas por el diario El Alcazar—, y asegura que el coste de la instalación completa fue en su

momento de 450 millones.

La boya, situada a 1.300 metros de la costa, era utilizada para la descarga del combustible y te precipitó a

treinta metros de profundidad Los GRAPO y un grupo especializado en acciones contra centrales

térmicas son para la policia. los principales sospechosos.

En la fotografía de la izquierda, estado en que quedó la Dirección Provincial de Servicios Sociales de la

Junta de Andalucía, en Sevilla, tras el estallido de una bomba colocada en su interior. Arriba, a la derecha,

las instalaciones de descarga de fuel de Campsa en Badalona, afectadas por otro atentado. Abajo, mapa en

el que se detallan tas ciudades en las que han estallado los artefactos.

Los GRAPO, principal grupo sospechoso de la cadena de explosiones de los últimos días

La nota de CAMPSA explica que las operaciones de carga y descarga quedaron paralizadas desde el

momento de la explosión, aunque "ni siquiera se ha producido el más mínimo derrame del producto". No

se descarta que varias cargas de explosivos hubiesen quedado sin estallar y, en concreto, medios que

seguían de cerca los trabajos explicaron a EL PAÍS que dos artefactos habían sido desactivados la pasada

madrugada.

Dos artefactos en Madrid

En Madrid estalló un artefacto a las 3.30 horas junto a la oficina de tributos de la calle Matilde

Hernández, cerca de la plaza de Vista Alegre y junto a una delegación del ministerio de Hacienda.

Otra bomba, colocada junto a las oficinas del Documento Nacional de Identidad de la calle Santa

Engracia, hizo explosión —tras ser activada por artificieros que le dispararon con un rifle de mira

telescópica— poco después de las dos de la madrugada. Tres jóvenes que circulaban por la calle Santa

Engracia habían visto como dos individuos colocaban un paquete en una ventana, casi en la esquina con

la calle Zurbarán y dieron aviso a la policía. La onda expansiva fue muy fuerte e incluso arrancó de cuajo

algunas puertas de las oficinas del DNI, al tiempo que se rompían los cristales de las viviendas próximas.

Se cree que el artefacto tenía unos dos kilos de goma 2. Anoche, los controles policiales en las calles de

Madrid eran muy visibles y numerosos, si bien no se tiene noticias de que haya sido detenido ninguno de

los autores de los atentados.

Otros seis artefactos de distinta consideración estallaron a primera hora de la madrugada de ayer en

edificios oficiales y privados de Cataluña. En Barcelona, la primera explosión se registró a la 1.35 en el

almacén de la empresa Lípidos Ibéricos S.A, situada en la confluencia de las calles Maresma y Venezuela

del Pueblo Nuevo. El artefacto, de fabricación casera, tenía unos doscientos gramos de explosivo y

ocasionó importantes daños, todavía sin evaluar, en la puerta del almacén y roturas de cristales en las

ventanas de los edificios colindantes.

La segunda explosión en Barcelona afectó a los locales de Standard Eléctrica de la Travesera de Gracia.

A las 0.30 de la madrugada", con menos de tres minutos de intervalo, explotaron dos bombas más en

Mataró, afectando al edificio de los Juzgados y la Cámara de Propiedad Urbana. Otras dos explosiones de

artefactos se produjeron después.

Los artefactos de Tarragona fueron colocados en la Oficina de Recaudación de Impuestos de la

Diputación Provincial y en las dependencias del Instituto Nacional de Empleo . El primero, compuesto

por medio kilo de Goma 2, estalló a la 1.58 y dañó él mobiliario interior y las cristaleras de un inmueble

colindante. El atentado contra la oficina del Instituto Nacional de Empleo, en el que se utilizaron dos kilos

del mismo explosivo, fue el de mayor envergadura de todos los de Cataluña.

Dos artefactos de pequeña potencia hicieron explosión durante la madrugada de ayer en las delegaciones

de Sanidad y Obras públicas de León, sin causar víctimas y con escasos daños materiales, en lugares que

distaban entre sí menos de trescientos metros. En medios oficiosos de dicha provincia se achacan los

atentados a los GRAPO, que tienen una infraestructura relativamente importante en las zonas mineras de

León.

En Vigo fueron colocados dos artefactos. El primero de ellos, compuesto por quinientos gramos

de pólvora, explosionó a las cuatro de la mañana en una oficina de empleo de Vigo. A media tarde la

policía desactivó la segunda bomba, compuesta por kilo y medio de gamonal, que había sido colocada a la

entrada de la subestación eléctrica de El Troncal, perteneciente a la empresa FENOSA.

En Córdoba estalló un artefacto a las tres de la madrugada del miércoles, en el porche de la oficina de

empleo situada en la plaza de Colón. Como consecuencia de la explosión resultaron dañados los cristales

y uno de los locales de la oficina, evaluándose las pérdidas en medio millón de pesetas. La carga,

presumiblemente de pólvora prensada, fue colocada en el suelo y no era de gran potencia. Sobre la oficina

siniestrada tiene su domicilio particular el ex diputado de UCD y actualmente candidato por el CDS,

Antonio José Delgado de Jesús.

ESPAÑA

 

< Volver